Los casos de abuso sexual a menores en las escuelas continúan aumentando en los Estados Unidos. Recientemente, una maestra suplente de 19 años en una escuela secundaria de Carolina del Norte fue acusada de enviar fotos y videos sexualmente explícitos a estudiantes varones de 13 y 14 años.

Emily Durden, de la localidad de Shelby, fue contratada como maestra sustituta a tiempo parcial en la Escuela Intermedia Crest en Shelby, Carolina del Norte, el 8 de noviembre. Con apenas cuatro días en el trabajo, comenzó a enviar imágenes de carácter explícito a los adolescentes.

Según la Oficina del Sheriff del Condado de Cleveland, la investigación sobre Durden se inició pocas horas antes de su arresto, cuando un oficial de recursos escolares en la Escuela Intermedia Crest recibió una llamada de un padre luego de que su hijo le mostrara los mensajes de Durden, por miedo a que eventualmente las encontraran por su cuenta.

En el curso de la investigación realizada por la oficina del alguacil se descubrió que al menos otro estudiante recibió fotos y videos similares de Durden, pero las autoridades no descartan la existencia de más víctimas. Con testigos y pruebas, la policía arrestó a Duren el jueves pasado bajo dos cargos por libertades indecentes con un estudiante, tres cargos por mostrar material dañino a un menor y otros dos por explotación sexual en segundo grado de un menor.

Según comunicaron las autoridades, Duren confesó haber enviado el contenido explícito. La maestra sustituta fue puesta en libertad luego de un día tras las rejas, tras pagar una fianza de $50,000 dólares. Bajo las condiciones de su liberación, la joven de 19 años debe mantenerse alejada de la escuela y no tener contacto con las víctimas.

El subjefe adjunto Durwin Briscoe, quien ha estado en la Oficina del Sheriff del condado de Cleveland durante 29 años, informó en diálogo con medios locales que Durden es la persona más joven a la que ha acusado por enviar mensajes lascivos a niños.

La policía continúa la búsqueda de más víctimas de la maestra sustituta.

Un portavoz de las escuelas del condado de Cleveland dijo que Durden cumplía con los requisitos legales para trabajar como suplente porque era mayor de 18 años y tenía un diploma de escuela secundaria o su equivalente. Según la ley de Carolina del Norte, los maestros sustitutos no están obligados a tener licencia ni títulos universitarios, aunque las reglas varían de un distrito a otro.

El caso de Duren se suma a una larga lista de instancias de abuso sexual por parte de maestros sucedidos en 2021 en los Estados Unidos. En Miami, se descubrió que la docente Brittney Lopez-Murphy, de 31 años, mantenía relaciones sexuales con uno de sus alumnos a pesar de estar casada y embarazada. Meses antes, en el mismo estado, la maestra Henri Calvi fue arrestada por abusar sexualmente de un estudiante de 15 años.