Una reconocida escritora canadiense de 48 años, llamada Dawn Walker, había desaparecido el 23 de julio en un viaje de pesca junto a su hijo en Saskatoon. Todos asumieron lo peor, pero dos semanas más tarde, ambos fueron hallados con vida en Oregon City, Estados Unidos. Ella asegura que lo hizo “por su seguridad y la del niño” y denunció que era víctima de violencia doméstica, sin embargo, las autoridades la acusaron de secuestro de menores y permanece bajo custodia.

Madre e hijo fueron buscados intensamente por la Policía durante dos semanas, incluso se estableció una recompensa de 10.000 dólares para quien pudiera aportar datos a la investigación. Pero todo se trató de un engaño para huir de la supuesta violencia ejercida por su ex pareja y padre del niño de 7 años.

Walker fue detenida y dijo a los agentes que su hijo “no quiere estar con su padre”. La principal hipótesis de los investigadores es que fingió su muerte y la de su hijo para escapar de la disputa judicial por la custodia del pequeño.

Cuando los encontraron, la mujer tenía en su posesión un teléfono, dinero en efectivo, tarjetas de crédito y su licencia de conducir. Además, se hallaron dos notas, ambas eran listas de los pasos a seguir: “Prueba de COVID negativa, caña de pescar, teléfono descargado, vehículo o bicicleta, tintura para el pelo, tapar tatuaje. Estacionar el auto, tirar el teléfono al agua, tirar el vehículo por el puente y buscar la frontera más cercana”.

La policía pudo localizar a Walker y a su hijo el viernes pasado siguiendo la pista de transacciones bancarias de alquiler de gasolina, comida, Netflix y Airbnb.

“Esto no fue un plan improvisado. La acusada puso tiempo y esfuerzo para llevar a cabo este crimen premeditado”, afirmaron los fiscales ante el tribunal federal que lleva adelante el caso. “El elaborado plan en el que se involucró fue diseñado con un propósito: evadir a la ley y no ser descubierta”, remarcaron. Según la fiscalía, la mujer debe permencer bajo custodia a la espera de su extradición.

Hasta el momento, Walker fue acusada de robo de identidad agravado, posesión de documentos de identificación falsos, en EE.UU. , y secuestro de menores por parte de padres en Canadá. La autora es muy conocida en su comunidad y llegó a presentarse como candidata liberal en las elecciones federales de 2021.

Se espera que este miércoles se presente de nuevo ante el tribunal para intentar conseguir la libertad bajo fianza.

Víctima de violencia 

La mujer emitió un comunicado a CBC News desde la cárcel de Oregón en la que permanece bajo custodia. "Dejé Saskatoon porque temía por mi seguridad y la de mi hijo”, dijo. Su amiga, Eleanore Sunchild, grabó la declaración durante una visita a la cárcel.

No dio el nombre de la persona a quien temía, pero Walker ya había hecho acusaciones de violencia doméstica contra el padre de su hijo “El sistema de justicia de Saskatchewan, el sistema de derecho familiar y la protección infantil me fallaron”.

La mujer había presentado varios informes de abuso doméstico a la policía y le diagnosticaron trastorno de estrés postraumático. “Los servicios policiales no hicieron nada para ayudarme. Informé mis preocupaciones a las autoridades de protección infantil y nuevamente no se hizo nada. Lucho contra sistemas que continuamente fallan en protegerme como mujer indígena y protegen a los hombres no indígenas”, dijo Walker.

“Tantas mujeres y niños antes que nosotros tuvieron que correr por sus vidas para proteger a sus hijos. A SPS y RCMP solo les importó cuando pensaron que estaba muerta y la presión a la que estaban sometidos debido a sus flagrantes fracasos”.

Antes de que Walker fuera localizada, sus amigos y familiares sugirieron que podría ser víctima de violencia, información por la que se le preguntó a la policía de Saskatoon el lunes:  “Cualquier acusación potencial o previa hecha por Dawn Walker fue investigada a fondo y no se presentaron cargos como resultado de esas investigaciones”, dijo el subjefe de policía, Randy Huisman.

Ver comentarios