La variante Delta B.1.617.2, conocida como cepa india, avanza con rapidez en el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló en junio que es hasta un 50 por ciento "más contagiosa" que la mutación británica, conocida como Alfa, que a su vez es "más infecciosa que el virus original".

A nivel global varios países se vieron obligados a modificar sus medidas para amortiguar las consecuencias del rebrote por coronavirus. En Europa las restricciones van en crecida ante el miedo de nuevas olas de contagios más fuertes. 

Las restricciones se aplican dentro del territorio y para la entrada al mismo. En el caso de Francia exigen desde este sábado una prueba negativa de Covid, no mayor a 24 horas, a toda persona no vacunada que provenga de Reino Unido, Portugal, España, Grecia, Holanda y Chipre. Además incluyeron en su lista "roja" a los siguientes países por riesgo pandémico: Cuba, Túnez, Mozambique Indonesia. 

Hace una semana el ministro de Salud francés, Olivier Véran, aseguró a medios locales que el país podrían "enfrentar una cuarta ola de coronavirus a fines de julio" y resaltó que el 30 por ciento de nuevos casos es por la cepa Delta. 

"La variante delta avanza en nuestro país. Debemos seguir aplicando gestos de barrera y vacunarnos: presta atención a ti mismo mientras disfrutas de la vida", publicó el Véran el pasado 9 de julio en su cuenta de Twitter. 

Italia es otro de los países afectado por la variante Delta, los contagios y las víctimas están aumentando, mientras registran ingresos mayores a terapia intensiva. Según Télam, el gobierno a cargo de Mario Draghi se prepara para prorrogar el "estado de emengencia" hasta el 31 de julio. 

Esta decisión es producto del avance de la cepa Delta y según El Corriere podría "extenderse por dos meses más". El viceministro de Salud italiano, Pierpaolo Sileri, estimó que esta nueva variante llegaría a ser la "predominante" en el país. 

Una de las medidas que aún no se descartó instalar es la de una "pase verde", similar al de Francia, para autorizar el ingreso a bares y estadios de personas vacunas o con un test negativo a partir del próximo 21 de julio. 

Por su parte Estados Unidos solicitó que se vacunen contra el coronavirus aquellos que aún se resisten a ser inmunizados, esto tras el aumentos de contagios, internaciones y muerte producto de la variante Delta, cuya detección es mayoritaria en el país. 

El presidente Joe Biden alertó sobre el peligro entorno a los grupos antivacunas que desinforman sobre la campaña de inmunización y la pandemia en redes sociales como Facebook.  "La única pandemia que tenemos está entre los que no están vacunados. Están matando gente”, aseguró. 

Hace unos días Biden compartió una foto junto a la cantante Olivia Rodrigo y resaltó la importancia de la inmunización colectiva: "Si todos hacemos nuestra parte y nos ponemos la vacuna Covid-19, podemos derrotar a este virus de una vez por todas. Hagámoslo". 

En el caso de Reino Unido, el primer ministro británico, Boris Johnson, deberá aislarse por ser contracto estrecho, pero sólo realizará el aislamiento cuando no esté trabajando, ya que participa de un programa piloto de testeo diario, informó este domingo el Downing Street.

Johnson tuvo covid en 2020. La noticia de este contacto estrecho se da en vísperas del levantamiento casi total de las restricciones en Reino Unido y en medio de un brote de casos por la variante Delta.

El ministro de Salud ingles, Sajid Javid, dio positivo de coronavirus, a menos de un mes de asumir el cargo y dos días antes del levantamiento de casi todas las restricciones en Inglaterra, lo cual preocupa debido al brote de casos relacionados con la variante Delta.

"Asegúrese de presentarse para recibir su vacuna si aún no lo ha hecho", publicó en su cuenta de Twitter Javid. 

Reino Unido es uno de los países de Europa más afectado por el coronavirus, que produjo más de 128.000 muertos. Este sábado superaron más de 54 mil casos, debido a la variante Delta, detectada por primera vez en India y dos veces más contagiosa que la cepa original.

Variante Delta en África y Oceanía

Las autoridades de Australia endurecieron las restricciones en Sidney, la ciudad más grande del país. Aún no logran contener el rebrote por la variante Delta. Los negocios no esenciales cerrarán y los residentes de los suburbios más afectados tendrán que acatar un confinamiento más estricto desde esta medianoche. 

Mientras tanto, en África se encuentran en su peor momento desde que inició la pandemia por coronavirus. El sistema de salud está colapsado y la campaña de vacunación va a ritmo lento. La curva de contagios de julio superó el techo previsto para enero. 

En el último mes registró 1 millón de nuevas infecciones, en la semana del 5 al 11 de julio hubo un incremento del 43 por cientos en las muertes. Sólo el 1,5 por ciento de la población está completamente inmunizada contra el coronavirus. 

"La tercera ola no para de expandirse de manera acelerada y gana terreno", advirtió la directora regional para África de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Matshidiso Moeti, a principios de mes.

La cepa Delta en Latinoamérica

México informó que la Delta es una de las variantes que domina entre los contagios. El total de casos del país supera los 2.6 millones y la cifra de muertos ascendió a más de 236 mil. 

Paraguay anunció que desde el próximo miércoles 21 de julio  todos los viajeros que ingresen desde el exterior tendrán que cumplir una cuarentena obligatoria de cinco días, esta medida se tomó con la intención de evitar la llegada de la cepa india. Regirá tanto para extranjeros como paraguayos. 

Ecuador confirmó esta semana los primeros diez casos de la cepa Delta  y prendió las alarmas porque cinco de ellos murieron. La nueva amenaza fue detectada en Guayaquil, El oro, el sudoeste del país froteriza con Perú. 

Uruguay confirmó la presencia de 26 casos que hasta el momento se encuentran en "buen estado de salud", aseguraron las autoridades sanitarias e informaron que la variante Delta llegó desde cuatro países diferentes. 

En Argentina la situación encendió las alertas del Gobierno nacional con la confirmación de 15 positivos con la cepa Delta. Por lo tanto, reforzarán los controles fronterizos tanto terrestres como aéreos y garantizarán el cumplimiento del aislamiento obligatorio de los ciudadanos que ingresen. 

Israel endurece las restricciones

Israel registró un aumento en los casos graves de Covid-19 este fin de semana, lamayoría debido a la variante Delta. Desde el Ministerio de Salud informaron que solo el viernes se registraron 1.118 nuevos contagios de coronavirus y el número de contagios activos llegó 6.563.

El primer ministro, Naftali Bennett, anunció este domingo nuevas restricciones para frenar la variante Delta de coronavirus. Se presentarán denncias contra pacientes positivos que hayan violado la cuarentena. Las personas que ingresen al país deberán permanecer confinados 24 horas o hasta tener un certificado negativo de la enfermedad. 

"Estamos viendo un aumento de infecciones y casos graves. ¿Qué estamos esperando? ¿Tener miles de casos al día? ¿Cientos en estado grave? ¿Que los hospitales se llenen? Tenemos que dejar de jugar", manifestó el ministro de Salud, Nitzan Horowitz, informó el Canal 13.