Ante el rebrote de nuevos casos de coronavirus, los países de Europa se vieron obligados a tomar medidas restrictivas para contener la propagación del Covid-19.

Tal es el caso del gobierno esloveno que el lunes anunció la entrada en vigor de un toque de queda a partir del martes que regirá entre las 21 y las 6, dijeron las autoridades, quienes agregaron que las reuniones se limitarán a seis personas y se prohibirán los desplazamientos entre regiones. Las restricciones afectan igualmente a las escuelas y solo podrán asistir a clase los alumnos de primaria, en tanto, los mayores deberán seguir las clases por internet. Es la primera vez que Eslovenia, un país de 2 millones de habitantes, declara un toque de queda desde el inicio de su brote de coronavirus.

 Francia y Bélgica también decretaron la misma medida recientemente. Es que según las nuevas normas, desde el sábado pasado, los habitantes de París y de otras ocho ciudades francesas deben quedarse en casa desde las 21 horas hasta las 6 de la mañana, durante cuatro semanas. Una medida que provoca descontento en la ciudadanía y los sectores perjudicados por las restricciones. 

Por su parte, el primer ministro belga Alexander De Croo manifestó: “La situación es grave. Estamos peor que en marzo, cuando se decidió el confinamiento”. Es por eso que implementó un toque de queda nocturno a partir de la medianoche de este lunes al martes, durante los próximos quince días: estará prohibido circular, salvo autorización especial, por todo el territorio, desde las 00.00 h a las 5:00 h.

En la misma sintonía se mueve, Austria, donde el gobierno decidió endurecer las limitaciones vigentes en el marco de la pandemia de coronavirus debido al incremento de personas contagiadas por la enfermedad, que ya se cifran en casi 66.000 en el país. Las nuevas normas ponen el foco, sobre todo, en las reuniones sociales. Así, las autoridades austriacas prohibieron las reuniones privadas con más de seis personas en interiores y de más de doce al aire libre. 


El canciller de Austria, Sebastian Kurz, puntualizó que la norma se aplica "en todas partes" y enumeró restaurantes, clases en gimnasios, fiestas de cumpleaños o bodas, por ejemplo. La única excepción la constituyen los funerales y la práctica deportiva, según informó 'Die Presse'. Sin embargo, Kurz, no descartó la imposición de medidas más severas, como un toque de queda, e insistió en la responsabilidad personal para tratar de contener la propagación de la COVID-19.

En Serbia, en tanto, el Ejército reabrió este martes un hospital de campaña dentro del principal estadio deportivo de la capital, Belgrado, en respuesta al incremento de pacientes con Covid-19 que requieren internación. El mismo tiene 510 camas, diez médicos y 20 enfermeros, dijo el ministro de Defensa, Aleksandar Vulin, al visitar las instalaciones.

El índice de contagios de Serbia es relativamente menor que el de países vecinos, pero de todos modos los casos se están incrementando, y ya acumula más de 36.000 infecciones y 776 muertes.

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos