El pueblo boliviano permanece asombrador por el caso de una nena de nueve años con síndrome de Down que fue víctima de abuso sexual, y a la que luego el agresor le cortó la lengua. Ocurrió en Sucre, la capital constitucional del país.

La directora municipal de Desarrollo Social de Sucre, Nelly Toro, explicó que en esa ciudad sureña, los pobladores están "conmovidos con lo que ha sucedido", ya que la víctima es una persona "que tiene síndrome de Down". Y agregó: "El violador le cortó la lengua para que no pueda avisar a sus padres".

El presunto agresor de 23 años compareció ante un juez cautelas, quien dispuso su detención preventiva en la cárcel de Sucre.

Los familiares de la nena, en tanto, proceden del norte de la región andina de Potosí, una zona que registra altos índices de pobreza.