Cinco miembros de una familia murieron sepultados por un alud de piedras y lodo que cayó sobre su casa situada en la ladera de un cerro en el norte de Perú, informó este miércoles la Defensa Civil. 

"Las víctimas, que estaban cenando, fueron totalmente sepultadas por la gran cantidad de tierra y lodo, en el deslizamiento de un cerro en el caserío de Coñachugo”, dijo el jefe de la Defensa Civil en la región norteña de La Libertad, Hipólito Cruchaga

"De la vivienda, que estaba a un lado del cerro, no queda nada. Ya hemos logrado rescatar los cadáveres”, explicó Cruchaga. 

La Defensa Civil dijo que el alud cayó la noche del lunes en el caserío de Coñachugo, del distrito de Quiruvilca, ubicado a unos 4.000 metros de altitud sobre el nivel del mar. 

El “huaico” ( alud) fue causado por las torrenciales lluvias que caen en la zona desde principio del año. 

El volumen de agua que cayó durante la temporada a lo largo de los Andes provocó el debilitamiento de la tierra en las montañas, lo que favorece aludes y desbordes de ríos. 

El Centro de Nacional de Desastres alertó que por ese motivo, entre enero y marzo existe un alto riesgo de inundaciones y aludes en regiones de los Andes peruanos. 

Defensa Civil, han muerto 30 personas en la actual temporada.