Un par de distracciones al volante, pueden resultar un peligro. Eso fue lo que le sucedió a un conductor cuando se dispuso a estacionar su coche en la vía pública. Por sus propios errores y también ajenos, protagonizó un accidente que de milagro sólo fue un gran susto y no tuvo mayores consecencias. Ocurrió en Brasil y el video se hizo viral y dio la vuelta al mundo en las redes sociales.

La confusa secuencia quedó grabado por las cámaras de seguridad de una casa. La primera falta que cometió fue estacionar el auto frente a la entrada de una cochera en una casa. Segundo: no puso el frento de mano. Tercera: no verificó si había movimiento ya sea de vehículos como de personas en el garage ante el que dejó su auto. El combo resultó explosivo y terminó con su automóvil deslizándose sin control y cayendo por una barranca.

¿Qué pasó? Lo que era de esperar, el auto que estaba en la cochera salió marcha atrás justo en el momento que el conductor dejó su coche estacionado, y obligó a que el acompañantes que había abierto la puerta para bajarse se subiera presurosamente al vehículo para no ser aplastado. Claramente, el conductor del rodado que salía en reversa no miró por el espejo retrovisor sino hubiera detenido su marcha y evitado la colisión.

Pero eso no fue todo. El hombre al volante del rodado recién estacionado se encaminó a reprocharle la fallida maniobra al conductor del coche que salió de la cochera y en ese momento su auto comenzó a moverse lentamente producto del declive de la calle. Pese a sus esfuerzos por detenerlo, el vehículo tomó velocidad y fue a dar en el fondo de una hondonada del bosque que estaba a sus espaldas. No hubo heridos, pero sí angustia y temor.

Viral: faltas y distracciones, el combo que generó un insólito choque casi fatal