Gweneth Lee, un inglesa de 47 años a partir de quedar viuda decidió inscribirse en un sitio para encuentros no autorizados y extramatrimoniales. A partir de ese momento, llegó a tener sexo con más de cien hombres.

La consultora financiera se define como una “amante en serie”, asegura no sentir culpa alguna al respecto. “Yo sé que mucha gente me condena por lo que hago, pero si el marido no puede traicionar, eventualmente va a dejar a su esposa y familia. Honestamente creo que lo que yo hago es ayudar a las parejas a permanecer juntas”, aseguró.

Disfruta de lo que hace. 

Además sostuvo que una de las mujeres sabe que su marido tiene sexo con ella regularmente y que la traición no le importa, ya que no se siente más interesada en el sexo, aunque si le importa mantener unida a su familia.

La mayoría de los hombres con los que se acuesta son empresarios y magnates, que en ciertos casos la relación duró por años "cuando es especial, me gusta que sea exclusiva".