Una misteriosa criatura, de aspecto tan fantástico que fue descrita por los testigos como "un orco de El señor de los anillos", fue descubierta recientemente en una playa de Egipto. La foto de la criatura se volvió viral en Facebook, donde internautas y especialistas intentan descubrir su especie con poco éxito.

Andrea Jud, de 39 años, descubrió el cadáver de la criatura mientras exploraba una playa en Gabr el-Bint en la península del Sinaí. La mujer comentó a prensa local que el cuerpo tenía las fauces abiertas, como listo para atacar, y no tenía ojos. Para ella, se veía como el monstruo de una película de ficción, nada similar a los demás seres vivos que rondaban la costa.

"No lo toqué. Solo mirarlo me hizo sentir incómoda", dijo Jud, quien confesó haber recibido un buen susto gracias a la misteriosa criatura. "Estaba acampando con un grupo de amigos, habíamos caminado hasta el lugar a lo largo de la costa desde Dahab y lo vi temprano en la mañana cuando regresaba caminando de la orilla", explicó sobre su descubrimiento.

"Parecía realmente muerto: la piel estaba seca, gris oscura y con parches. Tiene una cabeza distintiva, con una boca abierta que muestra dientes afilados. Había una abertura más atrás en la cabeza, donde uno sospecharía las orejas, pero podrían haber sido las branquias", describió la mujer, que señaló lo sorprendida que estaba ante el gran tamaño de la criatura, con la cabeza más grande que su puño.

 

 

 

 

 

"Era espantoso de ver y me recordó la realidad de la muerte", agregó. Sobre la naturaleza de la criatura, Jud teorizó: "Mi impresión inicial fue que se trataba de un ser que sufrió una muerte bastante horrible. No pude averiguar qué tipo de criatura era". La ubicación de la criatura se sumó al misterio: Jud estimó que estaba a 12 metros tierra adentro, fuera del alcance de las olas, haciendo menos probable que haya sido empujada desde alta mar.

En busca de respuestas, Jud compartió un par de fotos que sacó de la criatura en un grupo de identificación marina en Facebook. Las respuestas fueron imaginativas, por decir lo menos: "bebé monstruo del lago Ness", ofreció una persona. "Voldemort, creo", dijo otro, refiriéndose al villano de Harry Potter. Otros sugirieron que era una sirena, un "demogorgon" (el monstruo de la serie de Netflix, Stranger Things) o más simplemente, "cosa de pesadillas".

 

Ni orco ni demogorgon: la teoría de los expertos

 

Expertos señalaron una posible respuesta al misterio de la criatura.

 

Más allá de las bromas, algunos expertos que se toparon con la publicación viral ofrecieron una teoría basada en las mandíbulas de la criatura: las anguilas morenas tienen un segundo juego de mandíbulas dentro de la garganta, y cuando un pez queda atrapado dentro de las mandíbulas principales, este segundo set de dientes se lanza hacia adelante, arrastrando a la presa hacia atrás para tragarla.

Si es una anguila morena, el duro sol egipcio podría haberla quemado más allá del reconocimiento. En cualquier caso, cómo murió la criatura, y cómo terminó tan lejos más allá de las olas, sigue siendo un misterio. "Estaba demasiado adentro para haber sido empujado por las olas, que yo sepa" -dijo Jud- "Los lugareños estaban pescando cerca y podrían haberlo atrapado, pero no estaba cerca de los otros rastros de pesca como conchas marinas. Estaba solo".

Ver comentarios