El pasado sábado, más de 5 mil manifestantes marcharon por las calles de la ciudad de Iquique (Chile) como forma de protesta contra la inmigración ilegal. En su camino xenófobo, agredieron a refugiados venezolanos y quemaron sus pertenencias en una gran fogata.

El hecho fue un claro repudio contra la comunidad migrante del norte de Chile y, para muestra un botón, se escucharon cánticos como “No más migrantes”, “no más ilegales” y “Chile es una república que se respeta”, entre otros.

La movilización xenófoba tuvo lugar en la ciudad de Iquique (Fuente: Reuters).

¿Por qué la xenofobia en Iquique?

En medio de la movilización, se formó un grupo visiblemente violento, que decidió despojar de sus cosas a un grupo de venezolanos que estaban con carpas y bolsas de dormir en las inmediaciones de la avenida Aeropuerto con Las Rosa. Por supuesto que también los amenazaron y los ofendieron con canciones de contenido discriminatorio.

A raíz de esto, la Fiscalía de Chile inició una investigación y además adoptó "medidas de protección para las víctimas", que serían 16, entre las que se encuentran niños y ancianos que debido a la situación, tuvieron que dormir en la calle.

Xenofobia en Chile: así quemaron las pertenencias de los inmigrantes venezolanos

El gobernador de la región, José Miguel Carvajal, apuntó de lleno contra la administración del presidente Sebastian Piñera. “Cómo gobierno regional no tenemos facultades para enfrentar la crisis migratoria. Pero estamos haciendo gestión con organizaciones sociales y organizaciones internacionales. Gestión que el gobierno se niega a realizar”, expresó en una entrevista con un medio local.

Por su parte, llamó a los ciudadanos a no cometer “ningún acto xenófobo y afirmó que "nosotros no somos lo que hoy día se vio en las imágenes".

Sebastian Piñera habia invitado a los venezolanos a migrar hacia Chile (Fuente: Reuters).

Como respuesta, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, calficó el hecho como "lamentable y repudiable". Como contracara, prometió que se mantenerla política de desalojos y "el plan de expulsiones" de las personas en situación irregular.

"Como Gobierno nunca vamos a avalar el uso de la fuerza, de la violencia, como resolución de conflictos", señaló y aseguró que los responsables "van a responder ante la justicia, como corresponde".

Por último, apuntó contra el gobernador Carvajal y le recordó que semanas atrás se llevó a cabo una reunión con sus autoridades en la que se acordó que sería el gobierno federal el que se haría cargo de la seguridad, y el estado local de la “situación humanitaria”.

"Eso fue un acuerdo y a las pocas semanas qué tenemos: solo críticas y desconocimiento de lo que fue una palabra empeñada", aseveró el funcionario.

La respuesta de Venezuela por la xenofobia en Chile

Delcy Rodríguez, vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, redactó en cuenta de Twitter que "Venezuela repudia la xenofobia y agresiones contra migrantes venezolanos y exige a las autoridades nacionales y locales de Chile respeto a la integridad física y psicológica de nuestros connacionales".

Además, anunció que, por expresa orden del presidente, volverá a funcionar el Plan Vuelta a la Patria” para la repatriación de los venezolanos desde Chile.

 

A su vez, repasó la historia y les recordó a los chilenos que cuando la situación fue inversa, su país les abrió las puertas. "Cuando el terrible golpe de Estado de Pinochet contra Salvador Allende, Venezuela abrió sus puertas a los chilenos. Y es inconcebible lo que está ocurriendo, la persecución, la xenofobia, el odio contra nuestros migrantes en Chile", expesó Rodríguez, quien también afirmó que Piñera realizó un “acto de demagogia" al llamar a los venezolanos a emigrar a su país.

Ver comentarios