Las autoridades de Nueva Jersey, Estados Unidos, confirmaron este martes la primera víctima mortal por coronavirus en este estado del noreste del país, que ya padecía problemas previos de salud y tenía 69 años.

La comisaria del Departamento de Salud de Nueva Jersey, Judith Persichilli, precisó que el hombre era un residente del condado de Bergen y sufría de diabetes, además de otras afecciones.

El fallecido no había viajado fuera de los Estados Unidos, pero sí a Nueva York, donde se han registrado ya más de 170 casos de contagio de Covid-19.


El número de casos registrados en Nueva Jersey ascendió durante esta jornada, desde los 11 del pasado lunes, a 15; 2 de ellos en Bergen, incluyendo el fallecido, y otros dos en el condado de Burlington.

Con esta última víctima mortal, el número de fallecidos en los Estados Unidos aumenta a 27, mientras que se registraron ya más de 750 casos en todo el país, de acuerdo a medios nacionales.


Pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este lunes que la amenaza de una pandemia de coronavirus "se ha vuelto muy real", el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, coordinador del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra esa enfermedad, insistió en que el riesgo en Estados Unidos "sigue siendo bajo", según informó la agencia EFE.

Sin embargo, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció la imposición de un "área de contención" de un kilómetro y medio en el norte del municipio de New Rochelle, en el condado neoyorquino de Westchester, donde se encuentra el mayor ?foco de infección del país? del coronavirus y a donde ya enviaron a la Guardia Nacional.