Un atentado suicida reivindicado por el Estados Islámico mató a 57 personas e hirió a unas 120 en un centro electoral de Kabul, cuando decenas de ciudadanos se registraban para las elecciones legislativas del 20 de octubre en Afganistán.

La explosión ocurrió a alrededor de las 10 de la mañana del domingo en el área de Qala-e-Nazir, en el oeste de la capital afgana, cuando un suicida se inmoló entre la gente.

El portavoz del Ministerio de Salud Pública, Wahidullah Majroh, difundió un comunicado en el que precisó que 57 personas murieron, entre ellos mujeres y niños, cuando un atacante suicida se inmoló en un centro de registro de electores.

“Estas cifras no son definitivas y podrían cambiar en las próxima horas”, indicó Majroh en el comunicado. La semana pasada comenzó el proceso para actualizar el padrón para las elecciones parlamentarias, pospuestas durante más de tres años y primera cita electoral desde las presidenciales de 2014 en el país asiático.

Por ahora no hay un padrón oficial de los electores entre los 30 millones de habitantes del país.