Al menos 64 personas, entre ellas nueve nenes, murieron y decenas siguen desaparecidos tras el incendio que redujo a cenizas gran parte de un centro comercial en la ciudad rusa de Kemerovo, en Siberia occidental. 

Los servicios de emergencia y los bomberos continúan buscando víctimas entre los escombros del centro comercial de 1.500 m2, cuyo techo se derrumbó, segñun indicaron los medios de comunicación rusos. 
 

Los restos incendiados en el shopping.

"Actualmente, se ha confirmado la muerte de 64 personas", informó el Comité de Investigación.

La portavoz local del ministerio de Situaciones de Urgencia, Borisa Dediujina, declaró que al menos nueve nenes figuran entre las víctimas.

Las autoridades locales anunciaron tres días de duelo y afirmaron haber encontrado "numerosas violaciones" de las normas de seguridad en el centro comercial, por ejemplo, la ausencia de señalización en caso de incendio y las salidas de emergencia cerradas en el cine donde se declaró el fuego. 

Gran parte de los materiales reducidos a cenizas.

"La cuestión es la siguiente, ¿por qué las puertas estaban cerradas?", se indignó el vicegobernador de la región, Vladímir Chernov.

Por su parte, el presidente ruso Vladímir Putin, presentó sus "profundas condolencias" a los allegados de las víctimas por boca de su portavoz, Dmitri Peskov

El techo del centro comercial fue el principal causante de las muertes.

La ministra de Salud, Veronika Skvortsova indicó que un nene de 11 años y una joven de 18 años que saltaron de un tercer piso para escapar a las llamas se encuentran en un estado grave y nueve personas más están hospitalizadas.

Los otros heridos "se encuentran en un estado casi satisfactorio pero muchos han perdido a parientes en el incendio y algunos a sus hijos", declaró la ministra de Salud. 

Los grupos de busqueda continúan trabajando en el lugar.

El incendio comenzó hacia las 11 horas del domingo en el tercer y último piso del centro comercial situado en la avenida Lenin, en el centro de Kemerovo.

Los ciudadanos alineados para donar sangre a las víctimas de un incendio.


Negligencia

El comité de investigación ruso anunció la apertura de una investigación criminal y la detención de cuatro personas, entre ellas el propietario del local donde se inició el incendio y el director de la sociedad gerente del centro comercial. 

La televisión rusa difundió imágenes que mostraban espesas nubes de humo que salían de las ventanas del edificio varias horas después del comienzo del incendio, que fue dominado recién a las 17H30 GMT. 

Pero el lunes por la mañana comenzó a salir de nuevo humo, provocando que los bomberos volvieran a activar las mangas de agua. 

El incendio causó daños por unos 3.000 millones de rublos (unos 42,6 millones de euros). 

"La causa del incendio es la negligencia. El no respeto de las normas es la causa catastrófica de la desgracia que vemos hoy", declaró Anna Kuznetsova, delegada ante el Kremlin para los Derechos Infantiles. 

"Estos centros comerciales existen en casi todas las regiones. Este drama es una señal para verificar su seguridad", agregó. 

Testigos del incendio explicaron a la televisión que no se escucharon alarmas de incendio. 

"No hubo ningún anuncio, la gente comenzó a correr hacia la salida. Luego hubo un olor a quemado. Nos dimos cuenta que no era un ejercicio", declaró una mujer.

El incendio, que según los primeros elementos de la investigación, se inició en una sala de cine y destruyó más de 1.000 metros cuadrados del centro comercial.

Se abrió una investigación por "violación de las normas de seguridad que comportó la muerte por imprudencia de al menos dos personas", anunció el Comité de Investigación.

Las imágenes del horror





Así saltaba un sobreviviente desde una ventana

Fuente: AFP