Los casos de coronavirus aumentan en Irán, afectan a funcionarios de alto rango y ya se cobró al menos 26 vidas. El clérigo que se desempeñó como primer embajador del país ante el Vaticano, en 1981, es uno de los que este jueves falleció tras contraer la enfermedad. Se trata de Hadi Khosroshahi, quien tenía 81 años.

Por otra parte, el gobierno anunció ayer que la vicepresidenta para Asuntos de Mujer y Familia, Masumé Ebtekar, fue contagiada. "La prueba dio positivo", afirmó un vocero oficial. A su caso se suma el del presidente del comité parlamentario sobre Seguridad Nacional y Política Exterior, Mojtaba Zolnur, quien, sin embargo, afirmó que "no hay nada de lo que preocuparse". "Estoy en cuarentena. Con ayuda de Dios, nuestra nación derrotará al coronavirus", expresó.