Al menos 12 civiles resultaron muertos y unos 50 heridos en un ataque el pasado jueves en la región de Afar, en el noreste de Etiopía, informó la agencia AFP citando a fuentes médicas.

"Doce cuerpos de fallecidos fueron trasladados al hospital", dijo al medio el director de un centro médico de la ciudad de Dubti, Abubeker Mahammud​​​.

Además, según Abubeker, el ataque provocó casi 50 heridos, casi el 75 por ciento de ellos con heridas de bala.

Los sobrevivientes dicen haber sido atacados por los rebeldes del Frente de Liberación Popular de Tigray (FLPT).

A su vez, el portavoz de los insurgentes, Getachew Reda, declaró en su cuenta en Twitter que las fuerzas gubernamentales lanzaron una ofensiva contra el FLPT el pasado 5 de agosto en la zona montañosa de Galicoma, en la región de Afar.

El conflicto armado entre los rebeldes del FLPT y el Gobierno de Etiopía comenzó en noviembre pasado, después de que las autoridades etíopes lanzaran una operación militar en el norte del país tras acusar a FLPT de haber atacado dos bases del ejército federal. El FLPT negó el ataque y acusó a Adís Abeba de inventar un pretexto para la intervención militar.

El 28 de junio de este año, el Gobierno de Etiopía declaró un alto el fuego unilateral en la provincia de Tigray, devastada por varios meses de conflicto. La noticia llegó tras la reconquista de Mekele por las fuerzas rebeldes que obligaron a las fuerzas gubernamentales a retirarse.

Luego los rebeldes afirmaron haber lanzado una nueva ofensiva y tomado el control sobre buena parte del sur de Tigray.

Fuente: Sputnik