La policía de Turquía desarticuló una red de traficantes de objetos históricos en una macrorredada sin precedentes, que se llevó a cabo de forma simultánea en 30 provincias del país, comunicó el canal de televisión TRT.

La Operación Anatolia, a la que precedieron dos años de vigilancia en Turquía pero también en Bulgaria, Croacia y Serbia, terminó con la detención de 76 de los 92 sospechosos y la incautación de 4​​​.122 objetos exportados ilegalmente.

Expertos del Ministerio de Cultura y Turismo han confirmado ya el valor histórico de estas piezas, relacionadas con las civilizaciones de Anatolia.

Su precio de mercado ronda los 26 millones de liras turcas, o más de tres millones de dólares.

Los criminales introducían estos objetos de contrabando en países europeos y Estados Unidos y los vendían en subastas con documentos falsos.

Fuente: Sputnik