Austria expresó una protesta a las autoridades de Bielorrusia a raíz de la detención de empleados de la emisora austriaca ORF en Minsk, informó a Sputnik el Ministerio de Exteriores.

La ONG bielorrusa de derechos humanos Viasna informó sobre la detención de una corresponsal y un camarógrafo de la televisión austriaca mientras entrevistaban a transeúntes en el centro de Minsk​​​.

La compañía ORF confirmó que su empleada Carola Schneider y su camarógrafo fueron detenidos y llevados a la comisaria y que la abandonaron tras confirmar su acreditación.

" Austria inmediatamente expresó una protesta a las autoridades bielorrusas contra semejante enfoque", señalaron en el ente diplomático austriaco tachando de "inaceptable" la detención de los representantes de medios de comunicación.

Viena espera que "los periodistas puedan ejercer su labor sin obstáculos y que se respete la libertad de expresión".

A su vez la Policía bielorrusa negó la detención de corresponsales el 9 de agosto, día que tuvo lugar la 'Gran Conversación' que el presidente Alexandr Lukashenko, sostuvo con los representantes de los medios de comunicación, expertos y miembros del público.

El portavoz del Ministerio de Exteriores bielorruso, Anatoli Glaz, también desmintió los informes sobre la detención de periodistas al aclarar que solo se verificaron sus documentos.

Fuente: Sputnik