El embajador alemán en Moscú, Geza Andreas von Geyr, expresó la esperanza de que los países de la Unión Europea (UE) y Rusia puedan cooperar sobre el desarrollo económico sostenible.

"Esperamos que prevalezca el espíritu de cooperación entre la UE y Rusia y que el desarrollo sostenible desempeñe un papel importante en este sentido", dijo en una conferencia virtual dedicada al desarrollo sostenible​​​.

Según el embajador, Rusia puede contribuir al desarrollo sostenible.

Para los europeos, continuó, el desarrollo sostenible "se convierte en el factor más importante para hacer negocios y configurar la política", y los gobiernos tienen la tarea de "convencer a las empresas de que esto será beneficioso para ellas".

La UE planea aprobar un impuesto al carbono sobre las importaciones de los países fuera del bloque. Esta medida que podría entrar en vigor en 2023 y tiene como objetivo impulsar la adopción de tecnologías verdes, podría afectar a las industrias rusas.

A este respecto, el vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dmitri Medvédev, pidió medidas de apoyo para las empresas y sectores rusos que puedan verse "más vulnerables" ante el impuesto al CO2.

Fuente: Sputnik