El Gobierno español se encuentra trabajando en un plan para proteger a los traductores afganos que prestaron sus servicios al Ejército durante su misión en el país asiático, según informaron a Sputnik desde el Ministerio de Defensa de España.

Unos movimientos confirmados desde el Ministerio de Exteriores, donde añadieron que "estamos ejecutando ya un plan con Defensa e Interior, cuyos detalles no podemos desvelar por razones obvias, para garantizar la seguridad de las personas afectadas", dijeron en la cancillería española a Sputnik​​​.

Además estas fuentes añadieron que recomiendan a los ciudadanos españoles "abandonar y no viajar al país".

En las últimas horas, y ante el avance de los talibanes en Afganistán, los medios españoles se hicieron eco de la delicada situación de los antiguos colaboradores de las tropas ibéricas que decidieron permanecer en su país.

Según la prensa española, fueron ya identificados y amenazados por los radicales.

En este sentido, se inició una recogida de firmas en la web change.org para pedir que se les conceda asilo en España, en la que hasta el momento se consiguieron alrededor de 3.000 apoyos.

Precisamente dos de los traductores que sí decidieron venir a España viajaron en el avión en el que regresaron los últimos soldados españoles en territorio afgano, el pasado 13 de mayo.

Las tropas españolas participaron en Afganistán en diferentes operaciones desde el año 2002, lo que supone en conjunto la misión más larga del Ejército español.

Fuente: Sputnik