Las instituciones médicas de Afganistán, apoyadas por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), brindaron su ayuda desde el 1 de agosto a más de 4.000 personas con heridas de bala a causa de las hostilidades en el país, reveló este martes la organización en un comunicado​​​.

Según la Cruz Roja, la intensificación de los enfrentamientos en Kunduz, Lashkargah, Kandahar y otras ciudades afganas expone y pone en peligro a "cientos de miles de civiles". En los últimos cinco días en las calles de las ciudades resultaron heridos cientos de sus habitantes, destaca la entidad internacional.

"Desde el 1 de agosto en 15 centros de salud, apoyados por el CICR, recibieron tratamiento 4.042 pacientes con heridas de bala, lo que demuestra un agravamiento del conflicto", aseguró el CICR en un comunicado.

El organismo insta a proteger a la población civil y la infraestructura más importante, en particular, los hospitales. Las instalaciones de Salud presentan numerosos problemas, numerosas ciudades no cuentan con suministro de electricidad ni de agua.

"Las personas no tienen acceso a los centros médicos, o esos servicios no pueden funcionar debidamente por destrucciones y por la imposibilidad de trasladarse, por impedimentos para la labor del personal médico, que no tiene acceso a las clínicas", dijo Eloi Fillion, jefe del CICR en Afganistán.

En julio, el CICR prestó asistencia a casi 13.000 personas heridas en los combates que tuvieron lugar en todo el país.

Afganistán vive una situación de inestabilidad debido a los ataques que lanza el movimiento radical talibán y, desde 2015, Daesh, organización prohibida en Rusia.

A medida que las tropas de Estados Unidos y otros países miembros de una coalición liderada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) continúan su retirada de Afganistán, donde han mantenido presencia a lo largo de dos décadas, los talibanes van ganando terreno en su ofensiva contra las fuerzas gubernamentales.

Según la oficina de la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (Unama), el número de las víctimas civiles causadas por el conflicto en Afganistán se incrementó en un 47 por ciento entre enero y junio de 2021 en comparación con el primer semestre del año anterior.

Fuente: Sputnik