La Comisión Europea no destinará fondos para construir un muro en la frontera entre Lituania y Bielorrusia para evitar el flujo de migrantes ilegales al país europeo, informó este martes el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior, Peter Stano.

"La comisaria europea (de Interior, Ylva Johansson), durante su visita y reunión con los representantes del Gobierno de Lituania, anunció que la construcción del muro podría no ser una mala idea, pero eso no significa que la Unión Europea (UE) destine fondos para su construcción", dijo Stano​​​.

Según el portavoz, la UE estudia otras iniciativas para ayudar a proteger la frontera de Lituania, "pero la decisión de financiar la construcción del muro no se ha tomado".

Además, Stano destacó que la UE apoya el enfoque constructivo de las autoridades de Irak, que suspendieron los vuelos entre Bagdad y Minsk para evitar el flujo migratorio.

"Constatamos una relación positiva y constructiva de parte de nuestros socios iraquíes, finalmente se suspendieron los vuelos entre Bagdad y Minsk, esperamos que la situación se estabilice en lo que respecta a los vuelos entre Bagdad y Minsk", resaltó Stano.

El jueves pasado, las aerolíneas iraquíes anunciaron que suspenderían los vuelos a Minsk durante una semana, pero seguiría habiendo vuelos de Bielorrusia a Irak.

La UE informó antes haber celebrado una serie de consultas a diferentes niveles con Irak para resolver el problema de los refugiados iraquíes en la frontera lituano-bielorrusa.

Lituania declaró una emergencia a principios de julio ante el creciente flujo de migrantes desde Bielorrusia, cuyo presidente, Alexandr Lukashenko, después de un nuevo paquete de sanciones de Occidente, advirtió que su país no tiene "ni dinero ni fuerza" para contener a los migrantes que huyen de zonas de conflicto y de penurias económicas a la UE.

Más de la mitad de los migrantes proceden de Irak, seguidos de nacionales de la República del Congo y Camerún.

El pasado 9 julio, Lituania empezó a construir una cerca de 30 kilómetros en la frontera con Bielorrusia debido a la gran afluencia de migrantes.

La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas desplegó el pasado mes 100 oficiales, 30 patrullas y dos helicópteros en Lituania para ayudarle a hacer frente al creciente número de cruces ilegales.

Fuente: Sputnik