La atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya se sumó al equipo deportivo de la compañía polaca energética Orlen, informó este martes la empresa en un comunicado.

La corporación polaca PKN Orlen, líder del sector energético de Europa Central, se ofreció para patrocinar a la velocista de Bielorrusia, que protagonizó el mayor escándalo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020​​​.

"La atleta Krystsina Tsimanouskaya, especializada en carreras de velocidad, se unió al equipo deportivo de Orlen, que reúne a los mejores atletas, incluidos medallistas olímpicos de Tokio", dice el mensaje.

La compañía señaló que la cooperación con Orlen permitirá a la atleta desarrollar su carrera deportiva y continuar entrenando.

El Comité Olímpico Nacional de Bielorrusia anunció el 1 de agosto que Tsimanouskaya se retiraba de los Juegos de Tokio "debido a su estado psicoemocional". La noticia llegó después de que la velocista, que tenía previsto participar en las pruebas de 100 y 200 metros lisos, criticara en las redes sociales a los responsables de la selección bielorrusa por haberla escogido como sustituta de compañeras suspendidas en los relevos 4х400 metros.

Según la Fundación Bielorrusa para la Solidaridad Deportiva, Tsimanouskaya fue llevada al aeropuerto de Tokio, donde pidió ayuda a la policía japonesa, alegando ser víctima de un intento de repatriación forzada. En declaraciones a la prensa internacional, la atleta dijo que tenía previsto pedir asilo a algún país europeo y solicitó la intervención del Comité Olímpico Internacional (COI).

El 4 de agosto, la atleta bielorrusia se trasladó de Tokio a Varsovia, gracias al visado humanitario concedido por Polonia.

El COI estudia tomar medidas disciplinarias en el marco de una investigación abierta a raíz del escándalo.

Fuente: Sputnik