Adquirir un certificado falso de vacunación se castigará en Rusia con hasta un año de cárcel, aseguró el presidente del comité sobre la legislación del Senado ruso, Andréi Klishas.

"La compra, el almacenamiento, el transporte con fines de usar o vender un certificado notoriamente falso en lugar de un documento oficial que concede derechos o libera de obligaciones, se castiga con hasta un año de prisión", dijo​​​.

Esta pena, precisó, no dependerá de si la persona que ha comprado el certificado realmente lo haya presentado.

Mientras, a los que fabrican y venden los certificados falsos les podrían esperar hasta dos años de cárcel.

Estas penas las establece el artículo 327 del Código Penal de Rusia que trata de la falsificación de documentos oficiales, explicó.

Además, estos delitos podrían conllevar multas de hasta 50.000 rublos (unos 692 dólares) o hasta 100.000 rublos en caso de una segunda infracción.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19