Las Fuerzas Armadas de Letonia ayudarán a la Guardia Fronteriza de la república a luchar contra la afluencia de inmigrantes indocumentados en la frontera con Bielorrusia, dijo este martes a los periodistas el ministro de Defensa letón, Artis Pabriks.

"Creo que el Gobierno decidirá hoy declarar la situación de emergencia en el territorio adyacente a la frontera entre Letonia y Bielorrusia​​​. El Ejército letón está preparado para ayudar a los guardias fronterizos a garantizar el orden en la frontera de nuestro país", declaró.

Más tarde trascendió que el Gobierno tomó tal decisión.

El jefe de la Guardia Fronteriza de Letonia, Guntis Pujats, informó que cerca de 200 inmigrantes irregulares fueron detenidos en la frontera bielorruso-letona durante las últimas 24 horas.

Lituania, otra república báltica limítrofe con Letonia, también denuncia el aumento de los inmigrantes detenidos en la frontera con Bielorrusia. Las autoridades lituanas declararon emergencia con este motivo el 2 de julio. En lo que va del año, allí fueron detenidas más de 4.000 personas.

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukshenko, a su vez declaró que Minsk se niega a seguir deteniendo a los inmigrantes indocumentados deseosos de pasar a los países de la Unión Europea, porque Bielorrusia "no tiene ni dinero ni fuerzas para hacerlo" debido a las sanciones occidentales.

El portal Delfi, al referirse a la decisión del Gobierno letón de declarar emergencia en la frontera bielorruso-letona, informó que los guardias fronterizos de Letonia recibieron la autorización de usar la fuerza para detener a los inmigrantes procedentes de Bielorrusia.

"A los guardias fronterizos se les permitió usar la fuerza física y medios especiales para expulsar hacia Bielorrusia a las personas que cruzaron la frontera ilegalmente", comunicó.

Letonia además tomó la decisión de no admitir a trámite las solicitudes de concesión de estatus de refugiado, o uno alternativo, en el territorio donde rige el estado de emergencia.

Fuente: Sputnik