La Agencia Estatal de Meteorología española (AEMET) alertó de una ola de calor en la península ibérica que comenzará este miércoles y que podría provocar temperaturas cercanas a los 45 grados.

"Las altas temperaturas vendrán acompañadas de polvo en suspensión, que empeora la calidad del aire y el riesgo de incendios se incrementará notablemente", advirtió Rubén Campo, uno de los portavoces de Aemet​​​.

La consejera de Acción Climática del Gobierno catalán, Teresa Jordá, fue más allá y habló de la situación con mayor riesgo de incendio en los últimos 18 años.

"Es la situación de peligro más relevante de los últimos 18 años. Ya hemos visto cómo han quemado Grecia e Italia. Sequía, baja humedad y temperaturas en torno a los 40 grados", advirtió la política catalana en twitter.

En este sentido, el Gobierno regional catalán emitió a última hora del lunes una prealerta ante "la previsión muy elevada del riesgo de incendio forestal en los próximos días en toda Cataluña", según dijeron en un comunicado.

Desde Aemet se advierte en una nota que "el miércoles ya empezarán a alcanzarse temperaturas alrededor de los 40ºC en zonas de los valles del sur peninsular".

Explican asimismo desde la agencia estatal que lo peor llegará "entre el viernes y el domingo, cuando las temperaturas superarán los 40ºC en amplias zonas de la mitad sur, este y centro de la Península y en puntos de Baleares".

Añaden además que las temperaturas nocturnas en estas zonas estarán en el entorno de los 25 grados Celsius.

También se está poniendo especial alerta por parte de las autoridades para evitar los esfuerzos en las horas centrales del día para minimizar los riesgos de golpes de calor.

Fuente: Sputnik