Unas 400 toneladas de peces murieron en Noruega al verterse 15 toneladas de cloro en las aguas costeras del fiordo de Alta, en el norte del país, debido a un accidente en una empresa, reportó la cadena NRK.

"Se estima que 96​​​.000 salmones pueden haber muerto en el accidente. Con el peso promedio de cuatro kilos, se trata de unas 400 toneladas de peces", indicó el canal.

El accidente, según NRK, ocurrió en una instalación de Grieg Seafood, empresa de productos del mar, que usa el cloro para desinfectar el agua. Todavía se desconocen las causas del derrame.

Según la referida cadena, en cuanto la Bolsa de Oslo abrió este martes, los valores de Grieg Seafood perdieron un 3 por ciento del precio.

De momento no se informó sobre las consecuencias ecológicas de lo sucedido, pero dado que el cloro se derramó directamente a las aguas del fiordo, no hay peligro por sustancia gaseosa para los residentes locales.

Fuente: Sputnik