Por Eduardo Gallardo
numerosydestino@cronica.com.ar

Araíz de diferentes hallazgos arqueológicos, el origen de los juegos de azar se remonta a la prehistoria y se dio de manera casi simultánea en todas las civilizaciones. Se tiene registrado que en el año 3000 a. C. en China, aparecieron las primeras apuestas.

Pero fue en el año 2600 a. C. en Sumeria y Asiria (para ambos casos actualmente el territorio que ocupa Irak) cuando surgió el “ancestro” del dado, aunque no precisamente para los juegos de azar. Se trataba de un hueso del talón de algunos animales que era tallado para que tuviera cuatro lados diferentes; una vez terminado, una persona lo dejaba caer y según la imagen que le tocara, significaba que tendría buena o mala fortuna. Y ya por el año 2000 a. C. surgió en Egipto el primer dado de seis caras. Según algunos jeroglíficos y hallazgos arqueológicos, estas piezas eran esculpidas y servían para el entretenimiento de esa civilización.

Los juegos de azar en México

 

Por su parte, el origen de los juegos de azar en América surge en la costa noreste de Estados Unidos, donde los nativos definían días específicos para practicar apuestas mediante juegos. En México, el antecedente más antiguo es el “patolli”, una pieza parecida a los dados. Sin embargo, los juegos de azar se asentaron con la conquista española por medio de las partidas de cartas.

Además, con la adivinación de las cartas, comenzaron a surgir apuestas entre mexicanos y españoles. De hecho, el conquistador Bernal Díaz del Castillo declaró que el mismísimo Moctezuma II era aficionado al juego de cartas con extranjeros durante su captura en la ciudad de Tenochtitlán. Más cercanos a nuestra época, es decir, en el siglo XX, se prohibieron los juegos de azar y la venta de alcohol en Estados Unidos. México vio esto como una oportunidad y oficializó las casas de juegos que se convirtieron en un éxito económico y de entretenimiento tanto para los locales como para los extranjeros.

Un medio para ganar y cambiar tu vida

 

Hoy, existen muchas réplicas de esos juegos históricos con sus apuestas y también muchos tipos de juegos y sorteos que pueden darle un giro positivo a la vida, entre los que destaca la lotería mexicana. Erróneamente, muchas personas suponen que ganar solo depende del azar.

Sin embargo, hay algunos trucos y estrategias que pueden acercarle más a la gratificación. Si bien a todos nos gusta ganar premios, cualquiera sea el monto, ¡imagínese todo lo que podría hacer ganando un premio millonario! No solo podría comprarse infinidad de cosas, sino también mejorar su calidad de vida y la de su familia, además de invertir en una casa o en un nuevo emprendimiento personal, viajar y cumplir sus sueños pendientes.

De esta nota se concluye que desde tiempos muy remotos la vida y las civilizaciones siempre estuvieron ligadas a lo lúdico, que hacer que tuvo y tendrá detractores y apasionados, pero que la Historia demuestra con pruebas que está ineludiblemente conectada con el ser humano

Más sobre este tema

Poceados: ¡1.173 millones de pesos buscan dueño!

Poceados: ¡1.173 millones de pesos buscan dueño!

No apuestes sin antes ver el Cronicazo

No apuestes sin antes ver el Cronicazo

¡El genio del escolaso te ayuda a ganar la lotería!

¡El genio del escolaso te ayuda a ganar la lotería!

No apuestes sin antes ver el Crónicazo

No apuestes sin antes ver el Crónicazo

Ver comentarios