por la Dra. Valeria Carreras

El sueño de un techo propio sigue siendo el sueño de la mayoría, algo así como una aspiración pasada de generación en generación.

No pasa por un tema de "poseer bienes", sino por la contrapartida tan temida, ser inquilinos. No es nuevo que el tema del alquiler sea siempre tema de agenda en campaña política de todos los candidatos, y no es nuevo que a pesar de leyes especiales y reglamentaciones, la parte más débil siga siendo el inquilino.

Pero sería injusta si no menciono al dueño que alquila un único inmueble y en ocasiones le toca un largo juicio de desalojo o malas experiencias. Tiene en su único capital invertido en ladrillos una renta que lo ayuda con sus ingresos, pero que depende en muchos casos de la economía, la inflación e incluso el índice de desocupación.

Entonces las malas experiencias por un número reducido de garantías truchas, morosidad, largos desalojos, y el mito de una ley que perjudique a propietarios, generan que cada vez sean más exigentes con los inquilinos.

El inquilino sabe que cada dos años antes y cada tres años ahora se enfrenta a la renovación de contrato, ahí empiezan los abusos. El nuevo monto de alquiler es fijado en valores altísimos, y en ocasiones se les modifican condiciones. Algunos no pueden renovar y deben buscar un nuevo lugar, otra vez juntar para la mudanza, otra vez buscar escuela para los hijos, otra vez pedir la garantía y otra vez sumar peso sobre peso para el ingreso a la vivienda alquilada.

A pesar de estar prohibido el cobro de comisión al inquilino de vivienda familiar, se cobra bajo el camuflado de gastos, sellados y certificaciones. Pero hay que estar atentos a una nueva modalidad que le agrega un gasto más al acceso al alquiler: el seguro de caución. Muchas inmobiliarias no aceptan garantías y exigen contratar este seguro, que tiene un elevado costo total. En general, equivalente a tres meses de alquiler.

Mientras tanto, las familias que pasan por este camino van achicándose en cuanto a la propiedad que buscan o enfocan la búsqueda en barrios y localidades más lejanas, todo para achicar gastos, convirtiéndose así en nómades, yendo de aquí para allá.

 

Algunos tips para alquilar

- Asegurarse que el pago se realizará contra recibo oficial, o en la cuenta de quien administra la propiedad o el dueño.

- Obtener un libre deuda previa de los servicios para evitar que en los primeros meses les lleguen ajustes de periodos anteriores.

- No aceptar firmar pagarés por adelantado (así, los propietarios evitan los decretos por Covid-19 que suspendían las ejecuciones y desalojos).

- Pedir que consten marcas y estado de artefactos como aire acondicionado, termotanque y otros.

Ver más productos

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

Ver más productos