mkaplan@cronica.com.ar

@matiaskaplan1

Por quinto año consecutivo, Héroes del Pueblo vuelve a salir a la cancha. Cambian las caras, pero la esencia sigue siendo la misma: personas que ayudan al otro sin esperar ninguna retribución. Las lágrimas del papá de Justina, la nena que esperaba un corazón que nunca llegó, nos conmovieron a todos durante la distinción. Él, junto a su ex esposa, transformaron el dolor en esperanza.

Tras la nueva ley que impulsó la familia, el 2018 se encamina al récord histórico de donantes de órganos. También la sencillez y la humildad de los abuelos Víctor y Rita se robaron la admiración de todos los presentes. Ellos hacen muñecos para entregar a los niños que menos tienen. Agarraditos de la mano durante la premiación, donde además se grabó un especial para Crónica HD, la pareja de ancianos demostró que no hay edad para ser solidario.

Aquí destaqué sólo dos historias, pero cada una de las seleccionadas para Héroes del Pueblo 2018 aporta un granito de arena para tener una sociedad más justa y equilibrada. Y Crónica se enorgullece de seguir mostrando en sus páginas a personas comunes que realmente motorizan un cambio. Nos marcan un camino que muchos deberían imitar...