fgolender@cronica.com.ar 
@flopa01 

Muy temprano antes que temprano, los trabajadores y los jubilados esperan medidas concretas para darles un respiro a los bolsillos y a la falta de bienestar que arrastran de los últimos años. El Presidente que jurará este martes por la Patria así lo sabe y se estima que en estos días lleguen los anuncios de algunos incrementos (esta vez de los ingresos, no de servicios).

No le piden un salariazo (como supo ser aquella promesa que terminó en otro engaño) en lo inmediato -aunque no vendría mal-; con "salariacito" empezaría a sentirse eso que algunos llaman "alivio". Desde el recorte de todos los gustos y el fin del tiempo de ocio fuera de casa hasta el estrés de no llegar a fin de mes o la sofocante situación de estar endeudado. Por allí pasaron y/o pasan las mentes de los jubilados, de los padres y madres y de la mayoría de los niños argentinos.

Los trabajadores, registrados o no, cada uno hace su aporte a través de diferentes impuestos y, a cambio, en los últimos años recibieron una pérdida de poder adquisitivo cercana al 20% o, directamente, la pérdida de su puesto de trabajo. Lejos quedó el debate por Ganancias o la conquista de beneficios acordada entre las partes en paralelo con la paritaria.

Para muchos parece que fue otro mundo en el que esos avances producto del buen desempeño eran posibles. La más básico, como la relación de dependencia, con aguinaldo y obra social, se achicó mientras aumentó el monotributismo (impuesto por el que a partir de enero se deberá pagar $2.000 la escala más baja).

Ahora son más los que viven al día o los que tienen resuelto lo básico pero sin margen para nada más. Qué pasó o pasa por la mente de aquellos que se retiran del gobierno con estos resultados para los que todos los días ponen el hombro. Qué ocurre cuando se enteran de que hasta septiembre de 2019 la UCA registró un 40,8% de pobreza, 10% más que en 2015. Y todavía falta medir el último trimestre de este año. Sobre todo, la incógnita surge sobre la ética de algunos funcionarios que no es la primera vez que hacen una salida de este estilo del Estado.

Arranca un nuevo gobierno y la expectativa a largo plazo es mucha. Tanta que una multitud se prepara para colmar hoy las inmediaciones de Plaza de Mayo para apoyar a quien resumió sus planes con "poner a la Argentina de pie". Estarán ahí también porque hubo promesas en lo inmediato de mejorar un poco los ingresos, para poner comida en las mesas donde hoy no hay. Eso será un montón para calmar las mentes empáticas.

Ver más productos

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Para trabajar la mente y la paciencia

Para trabajar la mente y la paciencia

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos