Mientras el gobierno se comprometió a ofrecer todos los detalles del acuerdo Mercosur-Unión Europea en 15 días, según lo informó la CGT, se presume no tan beneficiosa la versión final de una gesta que comenzó hace años. En datos duros sólo México, con su fortaleza industrial, salió airoso de pactos similares. El resto de las economías americanas rememora tiempos de la conquista a cargo del Viejo Mundo.

No alcanza temperatura popular algo tan decisivo para el presente y futuro del país. Sí la nueva versión criolla de Lionel Messi, exaltada desde la entonación del Himno Nacional, sus enojos con rivales, árbitros y dirigencia en punto máximo: apuntó a la Conmebol con una palabra de uso intensivo en las batallas que configuran la guerra de la grieta: "corrupción", dijo el sábado el astro del Barcelona luego de recibir la tarjeta roja ante Chile.

Dos extremos de la cuestión pública de repercusión dispar. Se fustiga el pacto con Europa en virtud del alto riesgo para convertir al país en una remozada versión del Virreinato del Río de la Plata y asociados por el caudal de exportaciones de productos primarios por un lado. Realzan el mismo acuerdo quienes aseguran que la medicina a todos nuestros males arranca por la reforma laboral.

En el conventillo futbolero y aledaños se omiten las brillantes cualidades por las que Messi es leyenda para Barcelona y gran parte del mundo a fin de remarcar que "ahora" posee la salsa criolla indispensable, que avasalla la mesura, algunos silencios y jugar bien casi siempre.

"Él y sus compañeros son millonarios que juegan afuera y vienen acá a sacarse selfies", disparan profesionales de la política, la economía y otras artes a media voz. Amén de la innecesaria comparación con Diego Maradona, quizá Messi a sus 32 años ya asimiló que las múltiples varas de la ponderación nacional no sincronizan con el pensamiento crítico.

Y mientras tanto en el país dominante de la región, sin necesidad de G20 alguno, el presidente Jair Bolsonaro que venera la derecha criolla se aferró a la Copa América y posó con la selección de Brasil en pleno festejo del campeón. Postal de época para explicar en parte que no existen casualidades, hacia la certeza de que "se juega como se vive".

Ver más productos

San Leandro de Sevilla, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Leandro de Sevilla

La Vengadora, de Florencia Canale, su último libro.

"Me veo tomada por las historias que escribo"

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos