fgolender@cronica.com.ar 
@flopa01

La significativa diferencia entre las fuerzas mayoritarias en las PASO calmó un poco las ansias respecto de la elección de este domingo, pero poco hizo por la expectativa de las cuentas en rojo de las empresas y de los bolsillos en crisis de los trabajadores, entre otros asuntos, que siguen de mal en peor. Así, el dólar oficial continúa en aumento y extendiendo su brecha con el paralelo y, así también, el Indec marcó ayer otro desplome del consumo en supermercados.

Aunque nada está definido aún, no son pocos los que dan por hecho que Alberto Fernández será el próximo presidente de los argentinos. De acuerdo con los indicios que dio durante la campaña sobre su plan económico, estabilizar el dólar, lograr un gran pacto social que ancle los precios, fomentar créditos para comerciantes e industriales y generar un pronto incentivo a los bolsillos y al empleo estaría entre las prioridades.

Hay cierta angustia principalmente por conocer la posibilidad concreta de una inmediata recuperación del poder adquisitivo de los hogares, traducido por ejemplo en: revisar las paritarias y los haberes jubilatorios en diciembre antes de las Fiestas. Según especificó el candidato del Frente de Todos, "un 20%" necesitan los adultos mayores para empezar a hablar de mejora.

No hubo cifra concreta a la hora de estimar cuál debe ser el punto de partida de los salarios para enfrentar el 2020. Hay discusiones internas aún dentro del equipo de economistas que rodean a Fernández sobre si un alza de los sueldos debe implementarse de entrada o a lo largo de los primeros meses.

La velocidad dependerá de cómo estén las cuentas y de cómo se renegociarán los compromisos con el FMI. Se sabe entonces que, gane quien gane, los primeros 100 días del próximo gobierno serán sumamente difíciles de atravesar. En ese camino, la manifiesta intención de recomponer cuestiones básicas trae algún alivio emocional, pero no alcanza para aquellos sectores más castigados por la crisis.

Se necesitará demostrar, en un hostil contexto macroeconómico, que ese prometido equilibrio encantador de los precios, los salarios y el empleo es posible, porque después de mal y peor queda poco y nada.

Ver más productos

San Juan de la Cruz.

La Iglesia recuerda hoy a San Juan de la Cruz

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos