Por Roberto Di Sandro
rdisandro@cronica.com.ar

En medio de un tenso clima, el presidente Mauricio Macri les dijo a sus ministros y a los integrantes de "la mesa chica" que si en mayo no baja la inflación, el único afectado será él mismo. Al propio tiempo, impactó con firmeza en el propósito de buscar otros hombres para incorporarse al gabinete. Ocurrió entre el jueves y el viernes antes de tomarse un descanso junto al mar. Fuentes autorizadas dijeron que no es posible que "se anuncie que en mayo va a bajar la inflación y desde hace tiempo que eso no ocurre, aún cuando lo mencionamos a cada instante". Palabras más, palabras menos, el jefe de Estado efectivizó su reto directo teniendo en cuenta los informes que le llegan, en forma personal, en sus contactos con la gente, durante los timbreos y las diferentes entrevistas que mantiene con economistas de distintos colores políticos. Siempre según estas confidencias escuchadas de fuentes bien informadas, el jefe de Estado alertó que "habrá cambios" y al mismo tiempo admitió que habló con especialistas, como Roberto Lavagna, Carlos Melconian, Domingo Cavallo (por teléfono, porque no se encuentra bien de salud) y otros que, junto con los vecinos y diferentes sectores le marcan la realidad de la situación.

"El Presidente está escuchando y no sólo lo memoriza, sino que anota", dijo una voz que es de plena confianza en lo que hace a alimentar al periodismo. Juan José Aranguren fue uno de los más acosados por preguntas, no sólo del mandatario, quien dejó de lado, por el momento, el propósito de alejarlo del cargo, pero le encomendó que se haga cargo de análisis más profundos en lo que hace a tarifas y busque soluciones inmediatas que no sigan afectando a la economía social, en especial, debilitando los bolsillos de la gente. Se insiste en que no se volverá atrás en los aumentos de las tarifas y que, de sancionarlo el Congreso por ley, entonces habrá un veto del Ejecutivo. Consecuencia: el problema volverá al Congreso y allí sí podrá analizarse la posibilidad de rebajar los valores. Pero hay otros elementos informativos.

Imagen en descenso

Crónica sigue recorriendo el espinel informativo buscando anticipos, adelantos, primicias y versiones. Tenemos nuestras fuentes dentro del contexto que nos dan los años. El viernes, el ecuatoriano evaluador de imágenes de Macri, Jaime Durán Barba estuvo en la Casa Rosada.

Dos horas con el jefe de Estado. Allí le dijo que no son buenas las cifras actuales. Algunas hasta marcan una caída de diez puntos. Pero siguen prefiriéndolo antes que a la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner y por supuesto que a la oposición dividida. Sin embargo ahora, con la intervención de Luis Barrionuevo, se clarifica un poco el ambiente del peronismo "de Juan Perón" y comienza a mostrar expectativas dentro del gobierno. El viernes, todos fueron a la Rosada. Macri se iba a ir a descansar, pero dispuso quedarse para hablar y decir lo que señalamos en forma exclusiva en el primer bloque. Y en la reunión con Durán Barba estuvo un psicólogo español que acompaña hace muchísimos años al ecuatoriano. Su nombre: Roberto Zapata. Pero hay otro. No está aquí, sino en Miami. Desde allí teje la estrategia de "afuera para adentro" de cómo ven al gobierno. Se llama Joaquín Malla y en la citada ciudad norteamericana se encontró con Rogelio Frigerio, que está pasando unos días de descanso.

En esta reunión le dieron cifras de imagen del gobierno. Está en baja. Pero atención. Hay un hecho que cayó como un balde de agua fría en el gobierno: los números de María Eugenia Vidal están descendiendo. El trazado de varias encuestadoras dejaron como saldo mermas pronunciadas para el oficialismo, aunque tanto Macri como Vidal superan a Cristina y a otros. Se habló de todo. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aludió a los salarios y acuerdos logrados. La preocupación del Presidente se reiteró al final y es la inflación, por lo reforzó la frase: "Esperemos que en mayo se termine". El manto cae sobre la mayor parte del gabinete.

Breves y sabrosas

Vamos directo al punto:

  1. Se llama Dante Liporace. Es el chef del Presidente. No tuvieron compasión de él: lo asaltaron. Le robaron todo. Por lo menos que le devuelvan los documentos.
  2. Lo llamó al chofer y le dijo "prepará el auto". Al rato subió y se dirigió hacia un barrio. Allí, tocó el timbre y lo recibió Carlos Tevez. El visitante era Mauricio Macri, el fanático boquense que fue a ver a su jugador predilecto. Claro, le preguntó qué le pasa a Boca que anda tan mal.
  3. Gerardo Díaz Beltrán es el nuevo presidente de CAME. Reemplaza al furioso hincha de Racing Carlos Tarrío, quien envía siempre un gran saludo para Crónica. A Díaz Beltrán que tenga éxito.
  4. Nicolás Dujovne, el ministro, se cruzó con este cronista. Le preguntamos "¿cuándo dejan de aumentar los precios?". Contestó que "hacemos todo lo posible". Después, supimos, que fue a la reunión del gabinete y como buen mediador quiso poner paños fríos entre Mario Quintana y Federido Sturzenegger, el presidente del Banco Central. Pudo, pero a medias.
  5. Emilio Monzó, el presidente de la Cámara de Diputados quiere irse y gestiona una embajada para representar a la Argentina. En su lugar iría el radical Alfredo Cornejo, que hace unos días le pidió a Macri la renuncia de Aranguren. ¿Se dará? Bernardo Goncalves, nuestro infatigable colaborador, junto a Sánchez Parra, otro hombre antiguo de la sala de periodistas dialogaban el otro día sobre la actividad presidencial. En un instante se enteraron que el jefe de Estado descansará -ya lo está haciendo- en las cercanías de Chapadmalal. El lugar se llama Mar Azul, aún cuando debe ser Mar del Sur.

Dar trabajo

En recientes entrevistas con las autoridades nacionales dirigentes de trabajadores rurales, con Ramón Ayala a la cabeza, insistieron en la necesidad de "capacitar y analizar a los trabajadores dentro de un Programa de Alfabetización Rural del gremio para darles trabajo".

Asistieron representantes del gobierno y de otros sindicatos "para tomar buena disposición en el futuro, no solo de la administración pública, sino también privada". Ayala dijo que "a través de esta capacitación cada uno de nosotros somos militantes de la educación en todo el país". Macri ha tenido numerosas entrevistas con estos verdaderos laburantes del campo durante las visitas que hace al interior y que piensa reanudar en quince días más. Feliz Día del Trabajador para todos y nuestro próximo encuentro en siete días y dos días antes en Crónica TV a partir de las 21.15. Siempre junto al Pueblo.