A Enzo Trossero en su etapa de jugador podemos calificarlo como un ganador nato. En Independiente conquistó todas las copas posibles. Se fue al Nantes y se consagró campeón de la Liga Francesa. Su olfato ofensivo le permitió, siendo zaguero, marcar 89 goles en 489 partidos y llegar a la Selección Argentina.

Tenía las características de jugador que la gente más pondera porque era guapo, aguerrido, dinámico, enérgico y por sobre todo, triunfador. Junto a su compañero Hugo Villaverde fueron considerados los mejores zagueros de la historia de Independiente. Se recibió de técnico y también fue exitoso. En la Argentina dirigió varios equipos.

Estuvo al frente del equipo CSD Municipal de Guatemala y logró ser Pentacampeón de la Liga y Campeón de la UNCAF. Entrenador de la Selección de Suiza. Aterrizó a Arabia Saudita y comandó técnicamente al equipo de Primera División Al-Shabab y salió campeón de la Copa del Rey.

Después participó de la Champion League de Asia y volvió nuevamente a salir campeón de la Copa del Rey y obtener el título de la Faisal Cup, que no se ganaba desde hacía varios años. CRÓNIC. lo entrevistó, es un personaje interesante porque dice lo que piensa sin medir las consecuencias.

-¿Cuál es tu análisis de lo sucedido en el Mundial de 1982?
Pienso que César Menotti se equivocó, porque debía haber realizado algún recambio de jugadores. Estaban Olarticoechea, Patricio Hernández y Enzo Trossero que podían haber jugado tranquilamente. Y no puso a ninguno de los tres. Se mantuvo el plantel del ’78 con jugadores con dificultades y el papel decepcionante me exime de mayores comentarios. Confieso que yo creía que sería titular, porque en unos de los últimos partidos amistosos contra Checoslovaquia en el Monumental, fui elegido el mejor del partido y el esfuerzo y la distinción no sirvió para nada. Esa selección que tenía un equipo extraordinario perdió muy mal contra Italia y frente a Brasil. A mí el Flaco Menotti nunca me dio ‘pelota’. Unos años más tarde, me encontraba en el café ‘El Águila’, en otra mesa estaba Menotti con Poncini y Cayetano y vinieron a buscarme para conversar y les contesté que no tenía nada que hablar con ellos.

-¿Te dejó conforme la lista de los 23 convocados por Jorge Sampaoli?
Para mí haberlo dejado afuera a Mauro Icardi fue un error grave. Es un goleador fantástico, metió más de cien goles. es el goleador de la Liga Italiana. Escucho al periodismo decir que hay decepciones. Creo que siempre las hubo, como Maradona en el ’78. me viene a la memoria que Bilardo no lo llevó a Ricardo Gareca que con su gol nos clasificó para el Mundial ’86. Siempre existieron decepciones. A los jugadores de la selección nacional los quiero y los respeto y espero que el periodismo los critique con criterio y sin inútiles agresiones. 
  
-Se llegó a la final en el 2014. ¿Ahora están obligados a salir campeones?
Contra Alemania a la Argentina le robaron el título, el árbitro Rizzoli no cobró el tremendo penal que le hizo al Pipita Higuaín el arquero alemán Manuel Neuer y era expulsión, quedaban con diez a los 10 minutos del segundo tiempo. El único que no lo vio fue el referí. Una vergüenza mundial. ¡¡S. l. robaron…!!

-¿Cuál es tu expectativa en Rusia 2018?
Convengamos que si analizamos las Eliminatorias tenemos grandes individualidades pero el equipo sólido no aparece, no está consolidado. Hay que ser realistas. Coincido con las declaraciones de Messi: “Si salimos entre los cuatro primeros sería un éxito…”