El  coronavirus además de mostrar la peor cara de una realidad en la que se están perdiendo miles de vida, sacó a la luz un tema de mucha sensibilidad social: las estafas contra los adultos mayores.

El aislamiento, la pérdida de contactos estrechos con las redes familiares, sociales y la confusión propias del encierro, hizo que muchos mayores cayesen en las garras de oportunistas y delincuentes que arruinaron sus vidas.

Sin datos oficiales, desde varias reparticiones públicas como bancarias, en este año y medio que nos toca transitar de pandemia, han alertado por un fuerte incremento de estos delitos perpetrados contra los más vulnerables.

Días pasados se conoció la noticia publicada en Crónica de una mujer de 73 años que sufrió el robo de todos sus ahorros con la vieja y reiterada modalidad del “retorno del corralito”.

¿Qué hay que tener en cuenta para evitar estos fraudes?

En primer lugar, comprender que si un supuesto familiar les hace una comunicación en la que pretende que usted les haga una transferencia o le dice que viene un nuevo corralito o le informa que pasará un amigo a retirar el dinero que tiene guardado, esta es una señal de alarma.

No de información alguna ¡Desconfíe! Corte inmediatamente el teléfono y si el llamado se reitera piense en frio y jamás devele nombres, ni situaciones de índole privadas. Es preferible pecar por desconfiado que pagar por bueno.

Si al levantar el tubo o contestar el celular le avisan con desesperación y llanto que alguien al que usted quiere mucho tuvo un accidente o lo secuestraron, no entre en pánico.

Las malas noticias llegan por otras vías. Corte urgentemente, piense en frío y llame a ese familiar al que supuestamente le pasó el percance y si no se puede contactar con esa persona u otra que le pueda evacuar sus dudas, llame a la policía para pedir asistencia. Nunca informe datos personales.

En segundo lugar, debe saber que ninguna entidad bancaria, ni reparticiones públicas como la ANSES, el PAMI u otras que se dediquen a la atención de las personas mayores, llaman por teléfono a sus afiliados o clientes para alertar sobre nada.

Si esto sucede, es decir reciben algún tipo de comunicación extraña o dudosa, deben cortar inmediatamente, dar parte a las autoridades policiales y avisar a algún familiar o persona de confianza para ser asistidos.

Una modalidad reconvertida en tiempos de coronavirus, es la variante del cuento del tío y las vacunas. La Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires alertó un tiempo atrás sobre la estafa relacionada con los turnos para vacunarse contra el Covid-19 y lanzó una serie de recomendaciones que vale la pena destacar:

  • Recuerde que la vacuna para inmunizarse contra el coronavirus es gratuita.
  • En caso de duda, busque información en los canales oficiales de los entes públicos de la Ciudad, a lo que podríamos extenderlos a todos las entidades oficiales.
  • No reenvíe mensajes de dudosa procedencia.
  • No brinde datos suyos ni por vía de WhatsApp, de correo electrónico o de las redes sociales de sospechosa procedencia.
  • Comparta datos personales solamente a través de los canales oficiales.

Todo lo que haga para preservar su vida y su patrimonio es poco. Recuerde: “Cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía”.

Por C.D

Ver más productos

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Ver más productos