Justcia lenta, no es justicia. Es posible que sea un frase  hecha,  pero no por eso real.

Para las familias de las víctimas es un proceso muy largo desde que se inicia la investigación  hasta que la condena queda firme.

Por supuesto que los imputados tienen que tener todos los derechos de defensa, el tema son los tiempos que a veces la Justicia se toma.

 Y esto es por difrentes cuestiones, a veces por la canditadad de recursos que los defensores ponen para ganar tiempo,  por la cantidad de causas,  por desidia, entre otros factores.

Lo cierto es la la vida de las familias de las víctimas quedan como suspendidas a la espera de que las condenas se cumplan y eso tampoco es justo.

En un accidente de transito murió un hombre que había sido condenado por homicidio y aún no estaba preso.

En Jujuy un abuelo a pesar de ser encontrado culpable de abusar de su nieta etre lo 4 y los 6 años  le dieron ua pena baja,  lo que obliga a la familia a seguir con las apelaciones.

Recompesas que hay que ofrecer porque cuando la condena queda firme el codenado ya se profugó.

Nadie pide que no se respete el debido proceso,  pero si que los tiempos de la justicia  sean en  plazos lógicos.

Esto también es importante para el imputado, que de ser inocente también está años esperando que la justicia lo determine.