Por Jorge Dimuro.

Hoy celebramos 100 programas en FMQ 93.5 Mhz, esta radio que es como si fuera nuestra casa, y en unos días, más precisamente el 1° de septiembre serán 850, ya que cumplimos 17 años en el aire con "La Voz del Jubilado".

Este programa está hecho con la intención de poder contar con un lugar donde poder expresarnos todos los jubilados y así hacer escuchar nuestras voces, que estaban calladas, golpeadas, vapuleadas no solo por los distintos gobiernos de turno, políticos, funcionarios, dirigentes y hasta también, por la propia sociedad y que hoy gracias al lugar que tenemos a través de "La Voz del Jubilado" lo podemos realizar.

Sentimos humildemente al hacer este programa que estamos aportando un pequeño granito de arena a nuestros pares, donde pueden hacer escuchar sus inquietudes, sus necesidades, sus derechos y que se sientan acompañados del problema o situación que están atravesando.

Sepan ustedes que sentimos como un placer y orgullo el poder acceder y que nos permitan ingresar a sus hogares y escucharnos, con los distintos medios de comunicación que ustedes posean ya sea una radio, una computadora o un celular ya que somos simples comunicadores  sociales y jubilados, que tomamos esta iniciativa no sé si llamarla vocación de servicios para entregárselas a ustedes, no sé si bien o mal, pero que le ponemos el corazón y alma al realizarlo.

Este es el programa de todos ustedes jubiladas, jubilados, pensionadas, pensionados porque son los que nos alimentan al escucharnos y oírnos dándonos la fuerza para hacerlo. Quiero decirles que durante estos 17 años muchos de nuestros pares han sido parte del programa, la participación ha sido enorme. Mas allá de las personas y los actores, lo importante es que el proyecto ha sabido perdurar en el tiempo.

También queremos agradecer la importancia que tuvo para este proyecto colectivo las radios y manifestarles nuestros agradecimiento por habernos abiertos las puertas aún sabiendo que lo que proponíamos se haría totalmente a pulmón. Como en los inicios, cuando hacíamos un programa de tres horas que era una verdadera maratón.

Sepan que nos sentimos orgullosos de la trascendencia en el tiempo de “La Voz del Jubilado” porque su permanencia en el aire reafirma la convicción que como trabajadores pasivos, venimos sosteniendo desde hace años: que una vida más placentera y digna es posible a partir de verdaderas políticas y de Estado se incluyan a todos los hubilados.

Cuando muchos y aún pares nuestros pensaban que esto era una locura, darles voz a los jubilados y espacio para decir lo que teníamos legítimamente y ganas, seguimos adelante y no nos pararon a pesar de las críticas que recibíamos y recibimos.

No buscamos rating, buscamos oidos, nos interesa que nos escuchen para defender este proyecto colectivo que a lo largo de estos años le dio voz a aquellos que no la tenían en los medios tradicionales.

No saben la tremenda alegría y orgullo que invade nuestros corazones cuando decimos: "Estos en La Voz del Jubilado"

Por J.D.

Ver comentarios