lauatalan@baenegocios.com 
@luisautalan 

Hay riesgos de ser redundante a la hora de considerar que el gobierno nacional oscila -desde hace tiempo- entre el "yo no fui" y el "fue sin querer queriendo". Hay obligación de levantar la mirada a lo que vendrá a corto/mediano plazo y a la urgencia de medicinas al escenario social para una amplia franja de los argentinos.

Ameritan los enfoques y, para ello, las tormentas de ideas que no exige el convenio de labor periodística pero que se realzan incluso con la interacción de generaciones y experiencias. Por allí, entonces, asomó la idea que nos propuso, desde la redacción de BAE Negocios, la joven Eugenia Muzzio: imaginar los próximos meses en función de tarea informativa.

Entre otros tópicos, entonces, la percepción apuntó a la necesaria reparación del consumo, a recuperar los puestos de trabajo en los sectores más devastados desde 2015 hasta la fecha, a sobrellevar la implacable reforma laboral pendiente hasta domarla a favor de que no sólo de robótica vivirá el hombre en el futuro, y siguen las firmas.

También, apuntar que el nuevo salario mínimo vital "e inmóvil", bajo el yugo de la inflación con recesión, necesita algo más que laudos o sumar a un referente de los movimientos sociales en esa mesa: exige sincronizar el espíritu de las organizaciones sindicales a la defensa de sus representados con la posibilidad de capacitar a trabajadores o a quienes aspiren a tal condición, porque, si algo queda claro de los últimos cuatro años, es que la demanda laboral sin participación, modulación o ante un Estado ausente o gremios se vuelve meritocracia.

Muzzio nos remarcó también que la pobreza, la indigencia y la hambruna infantil deben ser una de las varas de exigencia, hasta convertirla en cuestión de Estado real. Sería más que apropiado, ya que, de rubricarse lo que marcaron las PASO para el futuro gobierno, lo que ilustran las cifras del Indec o las calles de las grandes metrópolis, los pueblos alejados o las cercanías de nuestro hogar ratifica que la crisis va más allá de los bemoles de la grieta. Se trata, por ejemplo, de chicos mal alimentados en la etapa donde el deterioro del organismo asume condición de irreversible. Ni más, ni menos.

Ver más productos

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

¿Qué hacer el fin de semana largo?

¿Qué hacer el fin de semana largo?

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: la verdadera historia

Evita: la verdadera historia

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos