Abogada 
@dravaleria 

Mil domingos les dimos la manito a nuestros hijos pequeños para cruzar la calle, o mientras mirábamos una vidriera, o en la parada de colectivo. Como padres, tenerlos de la mano nos da la seguridad de cuidarlos y siempre nuestro afán es protegerlos de todo lo que pueda lastimarlos.

Sin embargo este domingo, los papás de Tahiel no pudieron evitar que lo mate el impacto de uno de los dos autos que venía corriendo picadas. Sus 6 años, su cuerpito en pleno crecimiento y todo el amor que le dio su familia, no resistieron el golpe de ese bólido de chapa y ruedas que lo arrolló y le quitó la vida.

Pensar en ese momento desgarrador de sus padres luchando para rescatarlo nos hace reflexionar. Como abogada puedo dar un enfoque legal, aplicable a otros casos, pero especialmente puedo sostener y afirmar dos cosas: no fue un accidente y fueron todos los que corrieron ese día.

 Es decir, los dos conductores, especialmente quien termina embistiendo a Tahiel, se representaron las posibles consecuencias que su accionar, correr alocadamente la picada en vía pública, podría aparejar y sin embargo apretaron aún más fuerte el acelerador, no les importó la consecuencia, y Tahiel fue quien pagó el precio más caro.

Así entonces, al calificar el tremendo hecho como homicidio con dolo eventual, la pena cambia, y puede alcanzar los 25 años. En este irreversible caso, dos personas, a bordo de un automóvil cada uno, circulando en la vía pública, estando incursos en todos los agravantes que prevé el Código, fueron más allá aunque era obvio que podría suceder un lamentable final, aceleraron aunque la consecuencia posible fuera producir la muerte de alguien, no querían matar a Tahiel pero lo mataron porque no dejaron de correr, no les importó.

Hubo dolo eventual, sabían que podría ocurrir, y no se detuvieron. Cuando sostengo que fueron todos  me refiero a los dos conductores de los dos vehículos involucrados en “la picada fatal”. Los dos sabían que su conducta, su velocidad y  su accionar podrían generar el resultado: muerte. Mientras tanto el dolor atraviesa a toda una familia, y los vecinos de Laferrere piden que la Justicia esté a la altura de los hechos en memoria del pequeño Tahiel. 

Ver más productos

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Ver más productos