jcarrodani@cronica.com.ar 
@javiercarrodani 

Tras la detención del sindicalista de la Uocra Juan Pablo “Pata” Medina, el presidente Mauricio Macri aseveró que “en esta Argentina -la que él gobierna, claro- no hay lugar para comportamientos mafiosos”. Así ratificó la movida de su gobierno nacional de generarle a la Justicia un clima propicio para avanzar sobre aquellos sindicalistas con “problemas de papeles” y que además tienen fama de haber realizado prácticas ilegales y antidemocráticas en el seno de las organizaciones que conducen, en general, desde larga data.

El caso que sirve de antecedente es el de Omar “Caballo” Suárez, ex titular del SOMU, detenido hace más de un año y en pleno proceso. Así planteadas las cosas, se dice que hay más de un importante líder sindical que teme un posible “carpetazo” del gobierno en su contra, que derive en causas judiciales bien fundadas.

Eso es lo que explicaría el dialoguismo predominante de la actual conducción de la CGT hacia el gobierno. Ocurre también que, a diferencia de lo que pasaba con los presidentes anteriores, Macri no llegó al poder político desde el llano y a través de la militancia. Hijo de uno de los empresarios más fuertes del país, siempre formó parte de un sector de poder permanente.

Los gremialistas no pueden correrlo con que ellos se quedan hasta morir en sus cargos mientras él sólo talla durante su mandato. Cuando deje la Casa Rosada y Olivos, Macri seguirá perteneciendo al empresariado. Eso le da una espalda que hasta ahora ningún presidente puramente político tuvo. Ahí radica el inédito y gran problema para los sindicalistas.

Habrá que ver cómo se acomodan en este contexto. Pero el tema de los patrimonios poco claros de varios gremialistas también salpica en alguna medida al propio Macri. La evidencia más contundente fue la confesión de una de las hijas del recientemente fallecido Gerónimo “Momo” Venegas, líder histórico del gremio de los peones rurales y aliado del gobierno, acerca de que su padre tenía testaferros que ahora se quieren quedar con una fortuna que les corresponde a ella y a sus hermanos.

El último 1º de mayo, Venegas le organizó un acto en el microestadio de Ferro al propio Presidente para festejar juntos el Día de los Trabajadores. En fin...