La preparación lo era todo. Casi casi que resultaba más importante que el hecho mismo. Llevaba tiempo, concentración y distintas tomas de decisiones. La ropa se elegía con bastante antelación, pero siempre había un cambio de último minuto que le daba ese toque mágico y frenético a la salida. 

Eran momentos en que lo visual primaba por sobre los otros sentidos, pero también había que tener en cuenta al olfato para no causar malas impresiones innecesarias. No había tantos perfumes como ahora y en general estaban más asociados a reproducir personajes infantiles que a atraer a esos púberes en pleno despertar de nuevas sensaciones.  

Eso sí que era una grieta. Un bando a cada lado y apenas si se cruzaban miradas. Risas nerviosas para todos. El gracioso o la graciosa que buscaba llamar la atención y rompía el hielo. Pasitos inconexos de un sector y baile acorde a la canción que sonaba del otro. Hasta que de golpe se frenaba la música y el hermano mayor que nunca faltaba se hacía eje de la fiesta y proponía un juego.

Había variables. Semáforo. Botellita. Verdad o consecuencia. Pero la meta era siempre la misma. Llegar al pico. Segundos duraba la consumación. Nada y todo a la vez. Con público gritando de fondo como si fuera el gol del Diego a los ingleses y la sensación del deber cumplido.

Esos chicos de los '80 y los '90 que ahora son adultos hoy también buscan llegar al pico. En realidad, desean que ya haya pasado y que los números que noche a noche informan sobre la cantidad de nuevos contagios de coronavirus empiecen a ir de una buena vez por todas definitivamente para abajo.

Pero no, más allá de algún que otro amague, la tendencia es al alza y con varios sustos en el medio. Este jueves se rompió nuevamente el récord de infectados diarios con 12.026 positivos, lo que llevó el total de casos a 451.198 y mantuvo a nuestro país en el décimo lugar entre los territorios con más contagios en el mundo

Si se toman en cuenta los decesos, con los 107 informados por el Ministerio de Salud esta mañana Argentina sumó 9.468 fallecidos y superó a Alemania, que con 9.399 ocupaba el puesto número 16 en el listado global que encabezan por lejos Estados Unidos, Brasil, India y México. 

Cada gobierno utilizó sus fórmulas para hacerle frente a esta inédita pandemia, está más que claro. Y pese a que algunos pudieron haber tomado prestado lo bueno de otros lugares, y evitado lo que salió mal, en menor o mayor medida todos le fueron dando el toque propio.

Y así seguirán hasta que finalmente la por demás esperada vacuna sea la cura para tanto mal. El tema, y siempre hay un tema, es que si se toma como parámetro los infectados de los últimos 60 días, mientras la mayoría de los países que tienen más casos confirmados se encuentra en una etapa de meseta de nuevos contagios, Argentina integra el complejo listado de lugares en los que el gráfico va marcadamente para arriba junto a India y a España.

Panorama que se complica todavía más nuestro en bendito país por el cansancio manifiesto del personal que debe tener en sus manos la salud de los pacientes más complejos después de acumular desde marzo interminables jornadas en situaciones extremas y contabilizar 80 fallecidos por Covid-19 desde el inicio de la pandemia. 

A la carta abierta de las últimas horas publicada por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva con la que dieron a conocer que los trabajadores se sienten "al límite" de sus fuerzas y salieron a pedirle a la gente que reflexione porque "el coronavirus nos está ganando", se sumaron las voces de Daniel Gollan y Fernán Quirós, ministros de Salud de Provincia y Ciudad, respectivamente, con mensajes que iban en el mismo sentido.

Hace rato que el coronavirus dejó de ser un problema del AMBA, como ocurrió durante gran parte de la pandemia en nuestro país, más allá de que día a día la provincia de Buenos Aires siga liderando por mucho el listado de muertos y contagios.

Anoche, por ejemplo, Misiones fue la única provincia que no dio a conocer nuevos casos y Capital, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Fe y Tucumán reportaron números de tres o cuatro dígitos. Lista a la que por muy poco no se sumaron Tierra del Fuego, La Rioja y Chubut.

El miércoles, Alberto Fernández advirtió en una entrevista en TN que puede haber "botón rojo" y vuelta atrás en la cuarentena que a él no le gusta llamar cuarentena. Horas antes y después habían trascendido opiniones de especialistas a un lado y al otro de la grieta que también iban por el lado de aconsejar el regreso a un aislamiento más duro que en la práctica de a poco ya se está llevando a cabo indidivualmente en distintos lugares del país.

¿Habremos llegado al tan deseado pico? ¿Apretarán el botón rojo? ¿Y ahora qué hacemos? Por más que se esconda la basura debajo de la alfombra, tarde o temprano aparece y hay que hacerse cargo, barrerla y llevarla a su lugar. 

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos