Así como nació nuestra Independencia en la que nuestros ancestros lograron ser libres y dejar de vivir oprimidos y sometidos, nosotros los jubilados necesitamos que de una vez por todas tengamos el derecho de poder independizarnos para que el PAMI se normalice y sea entregada a nosotros, sus verdaderos dueños.

Digo esto porque así nos sentimos millones de jubilados que no podemos ejercer nuestros legítimos derechos de poder estar al frente y dirigir nuestra querida y amada casa que nos acobija para brindar el cuidado y bienestar en salud no solo a nosotros sino a todas nuestras familias. 

Hoy en día, no sentimos que dichos beneficios nos satisfagan todas nuestras necesidades, ya que los que tienen el privilegio de conducirla no por verdaderos derechos, sino por intervenciones que vienen de distintos gobiernos de turno, no están capacitados para cumplir con las funciones ya que carecen de los conocimientos de cuáles son las necesidades que requieren la atención de los adultos mayores por su falta de experiencia, conocimiento y la presencia para conocer la problemática que sufrimos.

¿Quién sabe más que nosotros?, que vivimos día a día las carencias que debemos soportar por negligencia y el desinterés de poder mejorarla, porque así lo vemos y nos demuestran, ya que no se les ve la más mínima intención de normalizarla.

Desde hace v arios años, Jorge Dimuro es el conductor de La Voz del Jubilado.

Vemos como años tras años no son reconocidos nuestros derechos, que siguen intervenciones y no trabajan como debería ser ya que son ustedes los que la están manejando y nunca concretan la tan ansiada y esperada normalización, que gestiones tras gestiones en vez de mejorarla, cuando dejan sus mandatos nos encontramos siempre que la misma queda con deudas millonarias que ninguno de ustedes se hace cargo, porque total, no es plata de ustedes ni del Estado. Es la plata del sacrificio y el esfuerzo que realizan miles de jubilados y trabajadores en actividad con sus aportes para el funcionamiento de dicha institución.

Ya es hora que nos dejen ser los protagonistas de nuestra obra social, que nos dejen ejercer el derecho de poder conducirla. Estoy convencido que vamos a hacerlo con total honestidad y capacidad para poder lograrlo, sin pedir ninguna ayuda económica, sin solicitar al Estado que nos provea ningún porcentaje de ningún impuesto que el mismo recauda para que después no nos digan que somos una carga para el mismo ya que creemos que con gestión y trabajo y poniendo cada peso en el lugar que corresponde nos podemos manejar con nuestros propios recursos que es el aporte que realizamos los jubilados y trabajadores para su existir.

Por eso, con total certeza les digo a mis pares que debemos asumir el compromiso como lo hicieron aquellos patriotas que lucharon por sus derechos de libertad e Independencia. Lo debemos hacer nosotros con nuestra obra social y exigir al Estado que deje de seguir sometiéndonos desde hace años a esta tortura de continuar la intervención por las distintas gestiones de turno y proclamar que “nos representantes de organizaciones y jubilados que habitamos este bendito país e invocando al eterno supremo que preside el universo en nombre de todos los jubilados, protestando al cielo, a la autoridad máxima del país, la Justicia que regla nuestros reclamos, que de una vez por todas se normalice nuestra obra social y recuperar los derechos que fuimos despojados".

Por todo lo expuesto es que les pido a todos luchar, proclamar y exigir la Independencia de nuestro Instituto, EL PAMI.

amilcardimuro@hotmail.com.ar