Un año diferente el 2020. Un año que cambió la forma de vida y las costumbres. Varias son las personas que se vieron afectadas por la pandemia del coronavirus y el método de prevención de contagios, que fue el aislamiento. En la Argentina, como en otros sitios del planeta, muchos ciudadanos sienten que de a poco se está volviendo a "la normalidad", aunque un poco modificada al parecer. Largas filas a la hora de hacer algún mandado, mayor higiene en las casas, más preocupación, menos contacto con las personas, ¿Dónde quedó el beso en la mejilla, ahora casi siempre cubierta por un barbijo? Estas y muchas otras actitudes que se fueron modificando en este año diferente, marcaron un nuevo comportamiento a nivel mundial en las personas. Es cierto, el Covid-19 cambió todo drásticamente. Pero pareciera que no solamente el virus ha tenido que ver con esto que estamos atravesando...

Experimento de Calhoun

A finales de la de la década de los años 60, el etólogo John Calhoun demostró cómo una utopía, con el correr del tiempo se puede ir convirtiendo en una distopía. El científico utilizó ratas para poder entender cómo la superpoblación termina influyendo en el comportamiento de una comunidad. Usó esos roedores por ser, a nivel sociedad, de actitudes parecidas a los de los seres humanos. Para ello, Calhoun creó un verdadero paraíso con mucho espacio, comida, agua, y todas las comodidades necesarias para vivir bien, o como algunos suelen decir, como un rey o reina. Bautizó el proyecto "Universo 25" para identificar a esa sociedad de ratas y su particular hábitat. Se trataba de una gran caja, donde residían cuatro pares de ratones de ambos sexos. Los animales se reprodujeron con rapidez en esas condiciones ideales prefabricadas, de tal forma que comenzaron a duplicar su población cada 55 días. Pasadas las 315 jornadas de empezado el experimento, la tasa de reproducción se redujo tres veces. Calhoun observó que cuando la sociedad de ratones alcanzó los 600 ejemplares, los animales comenzaron a dividir la sociedad en jerarquías.

División peligrosa

Al ir agrandando la sociedad, Calhoun observó que los parias (es decir los más jóvenes, que se encontraban en un estado inferior) sufrieron agresiones de los ratones mayores, que vivieron mucho tiempo en condiciones ideales y al ver que los suministros no rendían como antes, no quisieron ceder el paso a los congéneres más jóvenes. Frente a las condiciones que les tocó vivir, los nuevos ratones machos no soportaron ser marginados y dejaron de proteger a las hembras, situación normal que se venía dando sin ninguna dificultad. Ante las actitudes de los machos, las hembras se volvieron agresivas y en vez de atacar a los machos, descargaron todo su enojo con sus crías. En un comienzo, Calhoun observó que todo era normal, las hembras parían a las crías y las cuidaban, pero ante la actitud de los machos para con ellas, de a poco fueron matando a sus hijos. Acto seguido, la generación de hembras agresivas se volvieron solitarias y no querían reproducirse, por lo que la tasa de natalidad disminuyó drásticamente; y la mortalidad entre los ratones jóvenes aumentó. En la nueva reorganización social que los mismos ratones realizaron, apareció una recategorización llamada "los guapos", que se trató de ratones que se negaban a luchar por las hembras, ni por el territorio y evitaban aparearse. Esta nueva categoría ya no sociabilizaba ni entre ellos, lo único que hacían eran comer, beber, dormir y limpiar su piel; además evitaban tener conflictos. Al pasar los días, los "guapos" y las hembras solitarias se convirtieron en mayoría. Por las condiciones en las que vivían y la actitud que habían tomado frente a una reorganización social, la tasa de mortalidad de los jóvenes aumentó al 100%, mientras que la tasa de natalidad llegó a cero. Además, este nuevo clan conformado comenzó a mostrar conductas homosexuales y al poco tiempo apareció en canibalismo, a pesar de que a la manada nunca le faltó nada y siempre tuvieron comida. Con estas condiciones, Calhoun observó que en el Universo, cada vez quedaban menos ejemplares. Así, el investigador señaló que el último habitante murió en el día 1780 del experimento. John Calhoun repitió la experiencia 25 veces más, pero en todas los intentos el resultado tuvo el mismo final.

Cambios y coronavirus

¿Qué puede tener que ver este experimento con la aparición de la pandemia del coronavirus en 2020? Analicemos. Las actitudes de las personas fueron cambiando en su gran mayoría. Las adultas, de alto riesgo ante el virus, comenzaron a tener un mayor cuidado frente a las demás personas y en un comienzo no querían tener contacto con los más jóvenes, por motivos de prevención. Asimismo, gran parte de la sociedad señalaba a la juventud como aquellos que no se cuidaban del virus y eran los que provocan en su gran mayoría quienes perjudicaban al resto de la sociedad. Lo llamativo en este caso, es que dependiendo de la región, como así también del barrio en el que las personas transcurrían los primeros días de cuarentena, los grupos sociales que se iban formando eran diferentes. Los ciudadanos, como así también los medios comenzaron a realizar subgrupos ante la aparición de un factor externo que alteró el orden social que existía, ejemplo: los anticuarentena, personas de riesgo, trabajadores esenciales, separación entre mujeres (menos probabilidad de mortalidad y contagio) y hombres, alumnos con clases virtuales y alumnos sin capacidad de continuar con los estudios, mayor capacidad de circulación en algunos y en otros no, uso de barbijo, varias fueron los subgrupos que aparecieron y jamás antes se había pensado. Varios expertos mencionaron a nivel mundial, que la exposición constante al contenido relacionado al Covid-19 genera mayores niveles de obesidad y los efectos en la salud mental de las personas son inmediatos, lo que esto produce un cambio de actitud en la sociedad misma. Asimismo, alertan sobre el sentimiento constante de alerta y amenaza que persigue a las personas y en muchas termina teniendo un efecto negativo a nivel psicológico, a partir de cómo se relacionan las personas. Según los estudios realizados en los últimos meses en diferentes laboratorios del mundo, el miedo al contagio del coronavirus despertó actitudes evolutivas que puede llevar a las personas a ser más conformistas o también, a aceptar de una manera más agresiva las diferencias. Con estas actitudes que se vieron a nivel general las personas comenzaron a ser menos tolerantes, y las actitudes sociales se tornaron más conservadoras, es decir entre sus pares o gente de su edad en su gran mayoría, lo mismo que comenzó a suceder con los ratones más grandes.

¿Acaso el experimento Calhoun y las similitudes obtenidas son una voz de alerta para no caer en el exterminio?

Una Investigación realizada la universidad de Hong Kong señaló en este sentido que exponer a las personas e imágenes evocadoras de una pandemia las hacía valorar más las actitudes de obediencia y conformidad con el grupo y menos las de rebelión o excentricidad, y se mostraban de una forma agresiva ante estas personas. Ante los cambios evaluados en las personas, un estudio publicado en Science Direct alertó que las primeras impresiones tienden a ser peor es ante el miedo al contagio, y también que las personas tienden a sospechar más de otros ciudadanos provenientes de diversas culturas, lo que esto podría llegar a alimentar actitudes xenófobas y racistas. Quizá, como pasó en 1968, en el laboratorio de Calhoun. Por eso mismo, habrá que poner muy enfocada la atención, y no caer en errores.

SUPERPOBLACIÓN, ENFERMEDAD, AISLAMIENTO... ¿APOCALIPSIS?

Cuando John Calhoun contó su experimento, dijo específicamente que hablaría “en gran medida de ratones”, pero agregó: “mis pensamientos están en el hombre”. El etólogo explicó que con su experimento pudo mostrar que se puede dar un colapso en el comportamiento de los individuos en la sociedad, debido a la superpoblación.

Según indicaron los investigadores que tienen en cuenta el experimento de Calhoun, hasta la actualidad no se ha observado una desmesurada superpoblación en los humanos como sí pasó con los ratones, aunque el aumento de la tasa no ha sido alentador y sí prueba que ante factores externos, en este caso el covid-19, los individuos tienen actitudes similares a la del experimento con el resto de la gente que los rodea.

De esta forma, los expertos muestran como teniendo todo tan a mano en las sociedades más pobladas, las actitudes de desinterés hacia el otro aumenta y más con la presencia de enfermedades, crece el individualismo.

Calhoun demostró que frente a una crisis, en el caso de los ratones la superpoblación, las actitudes de los individuos que componen una sociedad, cambian

¿QUÉ PASA SI MUCHAS RAZAS DE ANIMALES SE INFECTAN?

En los últimos días, Dinamarca anunció que en sus criaderos de visones observaron que varios de ellos, en algunos casos todos, se encontraron contagiados por una variante bastante virulenta de coronavirus. Los científicos estudiaron el virus que se encontraron el cuerpo de los animales, y observaron que la cepa que estaba definiéndose a través de los seres humanos, tuvo un cambio repentino al ingresar al cuerpo de los animales, y así se comprobó que cada animal podía generar una cepa diferente.

Este cambio en el virus, según indicaron varios médicos, podría generar que los anticuerpos encontrados en las vacunas estén superando las fases de prueba, no sean tan eficaces ante los cambios del virus. Frente a esta situación, en varios países que se observó la misma complicación en esos mamíferos, las autoridades indicaron que sacrificaría a los visones para que el virus no siga avanzando y sea mucho más fuerte de lo que es.

Lo llamativo en estos últimos estudios, no sólo fue la mutación del covid-19 en los visones, un tipo de mamífero con varias semejanzas a algunos roedores, sino también que muchos de ellos comenzaron a tener cambios en las relaciones sociales. Si bien los efectos en el cuerpo de los visones será el mismo que le sucede a los humanos, ejemplo: cansancio físico, náuseas, malestares generales, hasta muchos murieron. Por su parte, los criadores detectaron que las actitudes de los visones entre ellos fue variando a medida que se iban contagiando.

Aquellos que no se habían contagiado rechazaban a los que sí tenían todos los síntomas compatibles con el virus. ¿Se cumplía acaso la teoría del experimento Calhum? Actualmente los científicos se encuentran estudiando a los animales, y cómo fue posible que el coronavirus llegara a los roedores. ¿ Podrá el ser humano contagiar a los animales? ¿En un nuevo posible contagio, pero con cepas diferentes, los científicos deberán empezar de cero a realizar una vacuna?

Ver más productos

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

Ver más productos