Por Marcelo Peralta Martínez
suplesdomingo@cronica.com.ar

Misterio en Paraguay. Y no es la primera vez que pasa algo así. Sucede que hace dos meses, el dueño de un gimnasio subió a sus redes sociales un video en el cual se puede ver como una silla ubicada cerca de las máquinas de musculación de su local comienza a moverse sola, de un lado a otro y sobre su eje.

Rápidamente los comentarios al respecto fueron negativos, pero Víctor López, propietario del lugar, aseguró que no se trataba de un truco de marketing para promocionar su actividad, ya que, por el contrario, estos hechos ahuyentarían a sus posibles clientes. Y de más está decir en que está en lo cierto.

Así las cosas, ¿Qué pasó en el gimnasio? ¿El video es falso y hay un truco? ¿Se trató de una fuerza sobrenatural? ¿Es el fantasma de un fisicoculturista? Cuestiones que casi no tienen respuesta, aunque los hechos se expliquen una y otra vez, y por más que las imágenes sirvan como prueba tampoco se logra determinar qué es lo que allí sucede.

En tanto, López brindó todo tipo de información al respecto, y durante algunas entrevistas a medios gráficos, radiales y televisivos de su país, manifestó los pormenores de la extraña actividad que al parecer se hizo presente ante su registro.

Máquinas y movimiento: el origen del video

En las imágenes, que tienen una duración total de 2.16 minutos, se puede observar cómo desde el segundo 14 la actividad paranormal comienza a desplegarse en el gimnasio llamado “Sparta Gym”, emplazado en Villa Hayes, en Paraguay. Más tarde, este objeto que posee ruedas vuelve en dirección en los aparatos de musculación.

Ante estos hechos, y consultado por cómo fue que se le dio por ubicar una cámara en el gimnasio, López respondió: “La grabación se hizo con un foco cámara. Con mi amigo la dejamos encendida porque queríamos saber si grababa sin memoria. Vimos que graba hasta 50 minutos y en medio de eso se grabó todo esto”. Además, “hay un parte al final que se ve como la luz interior de una heladera se prende y apaga, varias veces”.

La prensa local no tardó en ir a visitar al dueño del gimnasio para saber más al respecto, y también conocer las instalaciones en donde llamativos hechos tienen en vilo a todo el país vecino. Entre los primeros comentarios, López indicó que podría tratarse del fantasma de “una señora que en tiempos de la guerra vendió todo forzada y se fue para una iglesia”. Y recalcó que justamente “movimientos en el gimnasio siempre hubo porque era una casa colonial.

De hecho, hace poco nomás se construyó toda la estructura que ahora tenemos, todo el gimnasio”. Además, dijo que estos eventos podrían estar relacionados a otras vivencias de testigos ocurridas allí mismo. Según recordó “antes un instructor se quedaba a dormir acá, como guardia, y comentó que siempre veía o escuchaba cosas que se movían, pero nadie le creía y todos le decíamos que era un mentiroso. Después nos dimos cuenta que no era así”.

Por último, subrayó que podría tratarse del espíritu de un antiguo cliente que hacía fisicoculturismo y falleció trágicamente, sin poder dejar su pasatiempo preferido.

Otros datos

“Acá antes había casas coloniales, de la época de la guerra. Según los dueños del lugar había movimiento anteriormente y casi nadie quedaba por eso”, confesó el actual inquilino. Más tarde, mientras daba una nota, López miró “raro” a la cámara, y le preguntó a la notera, “ahí hay un ruido, escuchaste” y ambos salieron corriendo del lugar.

A su turno, el citado instructor declaró: “Un día era tanta la actividad que no me dejaba dormir, cuando le avise a López, por audio, empecé a escuchar que alguien me chistaba, como cayéndome”.

Grabé cosas con mi teléfono, dejaba la puerta abierta a propósito y veía como se movía, y a la par de que yo hablaba en el video y le decía: “escuchá López, me hacían shi, shi... Dicen que era un campo de concentración de la época militarà, toda la zona, que había soldados, torturas”, comentó y enseguida agregó: “Siempre hubo movimientos, de hecho los videos que mostramos son reveladores, hay otras actividades, más movimientos, vuelan colchonetas, los discos aparecían en otros lugares. Un alumno que hace Kici boxing, entró a buscar unos guantes y sintió actividad, cuando me dijo, no le presté atención, le cambié de tema rápido para que la gente no se asuste, pero se que es verdad”.

Hipótesis/conclusiones

Con todo lo revelado hasta el momento, poco se puede agregar a las hipótesis que el propio dueño y testigo asegura. En cuanto a estudios serios realizados, se cree que no se trataría de un filme falso, y ni los expertos aun pudieron determinar los extraños sucesos mencionados.

DE TERROR
LAS CONFESIONES DE VÍCTOR


Victor confesó que se dio cuenta que en su gimnasio sucedían episodios paranormales desde un principio. “Solíamos escuchar ruidos, como que se movían cosas” reveló el dueño del local al programa “Vive la vida” y agregó: “mi compañero, el instructor también veía cosas y por eso ahora contó todo”.

Tras recordar que el primer video lo subió a Instagram, dijo que el segundo lo compartió con el periodista Gustavo Corvalán y este lo publicó en redes sociales. “Cuando él lo subió explotó todo”, indicó el entrenador y recordó que “la cámara la deje conectada para probarla porque necesitaba ver cuanta capacidad tenía, y grabó 50 minutos”.

“Por embromar, pensé voy a ver la calidad y ahí vi las actividades”, comentó el joven y ante la consulta agregó: “la silla no tomó una misma ruta, cambiaba todo el tiempo”.