Por Marcelo Peralta Martínez
supledomingos@cronica.com.ar

Como si fuera parte de un nuevo filme hollywoodense, pero siendo absolutamente una escena de la vida real, esta es la historia de Ayda Valencia, una española que jura ver a personas fallecidas.

Además, la mujer que posee 20 años de experiencia en fenómenos paranormales, aseguró que se anticipa a las muertes y que llegó a servir de médium para contactar espíritus.

¿Será esto posible? ¿Tendrá una especie de conexión? Varias películas reflejan que él o los protagonistas hablan con los muertos, espíritus u otros seres del más allá. Como si se tratara de una continuación de “Ghost, la sombra del amor” o “Sexto Sentido” en donde un niño manifiesta atemorizado a un psicólogo fallecido: “Veo gente muerta”, y esto solo por nombrar algunas. En fin, esto no se trata de un largometraje, sino del caso de una mujer que manifestó tener videncia, además de poder ver y conectar con los muertos.

Introducción

Valencia, quien nació en Valle del Cauca, Sevilla, y años más tarde se mudó a Colombia, abandonó su carrera como enfermera, especializada en neumología y en hemodinamia, con el único objetivo de dedicarse netamente a contactar personas del más allá. Guiada por el bien y con el único fin de ayudar a la gente, Ayda fue contratada por representantes de todo tipo de religiones. Al mismo tiempo psicólogos y psiquiatras acudieron a ella buscando respuestas a hechos esotéricos y paranormales. En la mayoría de estos casos, los resultados de su intervención fueron positivos.

Primeras revelaciones

Según detalló Valencia, “una vez llego a mi casa corriendo a decirle a mi mamá que en la esquina se había muerto un señor porque lo había matado un Jeep amarillo. Entonces ella salió corriendo, con todo el mundo, y no había nada. Por eso ese día me regañó fuerte y me reclamó para que no dijera mentiras, pero yo seguía viendo al señor muerto. Y a la semana siguiente pasó exactamente ese accidente, tal cual como yo lo describí”, comentó la mujer que el crecer aceptó su don y confesó que “a veces sentía miedo, pero he aprendido a manejarlo y valorarlo”.

Contactos

“A mí me buscan mucho por eso, me dicen “es que usted ve gente muerta o se comunica con los muertos”, indicó Valencia y agregó: “yo soy como una psicóloga del más allá he hecho canalizaciones donde me dan el nombre de la persona y tan pronto me llegan los mensajes, es como si me estuvieran narrando una película en la cabeza y entonces empiezo a ver imágenes y a escuchar”.

Más tarde, recordó que desde temprana edad siente que su sexto sentido es el que la cuida “en un mundo tan enigmático”. Por último, Valencia indicó que abrió un consultorio privado en la ciudad de Bogotá, en Colombia donde supo tener entre sus pacientes a médicos, psicólogos, psiquiatras, y hasta un grupo especial del FBI al que ayuda a resolver cuestiones paranormales y afines.

SOLTAR
TERAPIA DE DESAPEGO


Durante sus revelaciones, Valencia citó que mediante su don, y sus tareas para que las personas pueden liberar sus culpas con los seres queridos, amigos o allegados que ya no están conectó a hermanos, parejas, familiares y todas aquellas personas que “de alguna u otra manera no lograron ´despedirse´como hubieran querido”.

“Siempre cuando alguien fallece tenemos un deber, una culpa, “no le dije”, o “fui muy duro”, o “yo terminé peleado con esa persona”. “Esa es mi labor, unir a estas personas, que una descanse en paz, y la otra duerma tranquila”, indicó Ayda y luego manifestó que “este puente se canaliza a través mío”.

En cuanto a sobre quienes no creen en su tarea, la española concluyó: “Los detractores los hay en todos lados, y es chévere, a mi no me afecta. He aprendido a vivir con eso. Creo que yo, Ayda Luz Valencia, tengo una herramienta muy bonita, una que preparé desde hace muchísimos años, entonces creo mucho en lo mío. Mi locura es que yo me creo en mi locura, entonces la sustento para aquellos que al principio no me creían”.

Confianza

Comentó que “a nivel científico, es una realidad que las personas no llegan a desarrollar todo el cerebro, puede que tenga unos campos cerebrales diferentes o más desarrollado” y reveló que “ayude a muchas personas a despedirse de los seres que se van al más allá”. Por eso, habló de la importancia de “cerrar los ciclos”.

Fuente: www.semana.com