Marcela Tauro, histórica periodista del ciclo de chimentos de América, estuvo como reemplazo de Florencia de la V y para familiarizarse con el nuevo rol comenzó haciéndole una cómplice entrevista a su compañero de radio, Guido Kaczka.

“Con ustedes, la mujer que más sabe del mundo del espectáculo, la histórica, la más intrusa”, la presentó el locutor, y la periodista apareció espléndida, luciendo un vestido blanco y corto, con un rosario en la mano derecha, al ritmo de Madonna.

Luego de recibir aplausos por parte de sus compañeros y de saludar a los televidentes, la periodista agradeció la oportunidad: “Gracias por estar acá. Es un día especial hoy, porque me tocó”, explicó. Después de contar que De la V está en Uruguay, disparó: “Hoy vamos a tratar de no hundir el barco”. “¿Qué pedí hoy para mí? A mi amigo”, reveló después, en relación con la presencia en un móvil del conductor de Los ocho escalones. “Le pedí: ‘Por favor, tenés que estar en este día que estoy yo’”. Y así fue, Guido cumplió.

 

Luego de anunciarlo, Marcela le agradeció el tiempo e hizo hincapié en la ocupada agenda del conductor. “Guido hoy tiene un día terrible, largo, y me lo facturó”, contó entre risas. Luego revelaron la estrategia de la periodista para convencer a su amigo.

“Yo hago radio primero con Santiago del Moro y luego con Guido, los números uno. Yo a Guido le había pedido un móvil, y este hombre es tan angelado y tiene tanto trabajo, tanta cosa, más una familia, cuatro hijos, más terapia cuatro veces por semana, que me dijo: ‘Marce, no voy a poder darte el móvil’”, empezó el relato Tauro. 

Luego continuó: “Hoy estábamos al aire y se me empiezan a caer las lágrimas… ¡Te puse en una situación! Pobre Guido, que me tuvo que dar el móvil porque me puse a llorar”, reveló. “Yo a la una y media tenía una grabación y le digo ´Marce, no’. Y fue automático. Llora como Agustina Cherri. Es en un segundo”, completó él, mientras todos los presentes del canal largaban carcajadas a coro.

Pero lo que más llamo la atención de todos fue una experiencia paranormal compartida por ambos periodistas. Fue justo antes de terminar con la entrevista cuando la conductora le pidió a Kaczka que cuente una anécdota puntual. “Lo de tu papá y el mío”, le aclaró. Y él, tras explicar que relatar algunas cosas en radio es muy diferente a hacerlo en la televisión, accedió a hacer el cuento. “Marcela es súper paranormal. No quiero decir que Marcela es paranormal, le gustan los temas”, arrancó, y explicó que en el programa él le da el espacio para que hable de estos temas, pero que él es más terrenal. Luego, compartió el llamativo episodio.

 

“Tuve una situación donde alguien me dijo, mencionando todos los datos de mi padre, que falleció, que mi papá venía con el papá de Marcela todos los días a la radio. Que estaban juntos y que les encantaba venir a vernos. Yo creí hasta ahí. Lo que pasa es que después me dijo: ´Lo que pasa es que ustedes cambiaron la mesa y a él le gustaba más la mesa de antes´, y esa es una cosa muy interna”, recordó. Luego explicó que el hombre le dio más datos y que quedó sorprendido. “¿Y volvieron a la mesa anterior?”, quiso saber Virginia Gallardo. “No, que se joda mi viejo. La mesa es la que queda”, terminó el relato con humor.

Ver comentarios