Por Daniel Beylis
suplesdomingo@cronica.com.ar

Un nuevo descubrimiento arqueológico que podría cambiar la historia del Perú antiguo se produjo en Los Morteros, en el Valle de Chao, en la región La Libertad del país incaico.

Allí una investigación halló una increíble construcción de adobe considerada como la más antigua de América, ya que data de entre 5.500 y 5.100 años de antigüedad, por lo que sería anterior a Caral, primera civilización en el continente y la segunda en el mundo.

Proyecto conjunto

Todo comenzó con el proyecto liderado por la arqueóloga Ana Cecilia Mauricio y un equipo de investigadores de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y la Universidad de Maine (EE.UU). “Vengo investigando el Valle de Chao desde 2012, como parte de las excavaciones se halló en el sitio Los Morteros los restos de construcciones de adobes.

Desde un principio me llamó la atención que hubiese construcciones en un sitio con más de 5.000 años. Así descubrimos que estaban hechos de adobe, fabricados sólo con arcilla, no piedra, ni cal”, indicó Mauricio en exclusiva a la Agencia Andina. En el estudio se resalta que los adobes o ladrillos de barro son elementos constructivos presentan en las principales arquitecturas de los Andes peruanos a lo largo de miles de años.

Detalles puntuales

El análisis mostró que los restos de un edificio monumental situado en el sitio de Los Morteros, registró 5.100 años de antigüedad y la composición única de los adobes en arcilla, llevó a cuestionar a los investigadores de dónde provenía el material. La arqueóloga, junto a su equipo, trabajó durante meses hasta que hallaron un depósito natural cerca al río Chao.

Los análisis arrojaron un 90 por ciento de comparación con el adobe de las edificaciones. “Vimos que coincidía la composición de esa arcilla nueva con la arcilla que está en los adobes de Los Morteros. Con estos estudios de la investigación el equipo concluyó que estos adobes antiguos se dieron por el aprovechamiento de un deposito natural formado por la corriente de El Niño. Es interesante porque nos llevó a pensar que en aquellos tiempos para los pobladores era positivo el fenómeno de El Niño, mientras que, en la actualidad, a todas luces dicha corriente resulta negativo para la población”, agregó la investigadora a ñla agencia peruana.

En ese contexto, describió que la composición única, estructura interna y cronológica de los adobes de Los Morteros, se define como la construcción del edificio monumental de adobe más antiguo de América.

Respecto de Caral

Con el descubrimiento alcanzado por el equipo conformado por investigadores de ambas universidades y su relación con Caral, hasta ahora considerada como la civilización más antigua del Perú antiguo, presenta un proceso evolutivo tras mil años de diferencia en sus construcciones. s; pero a menor escala, considerando los años de diferencia.

“Es de casi 1.000 años antes de Caral, sus construcciones son más pequeñas, porque también en esa época había menos gente. Si bien se trata de lugares que funcionaron como reunión, ceremonias, es bastante diferente en escala, Caral es mucho más extensa porque tenían más personas, mejores recursos, más desarrollo económico y una organización definida”, agregó Mauricio.

Sus edificaciones tenían las mismas funciones que las ubicadas en Caral, ya que allí se efectuaban diferentes ceremonias, reuniones, entre otros actos; pero en Los Morteros se replica pero a menor escala, considerando los años de diferencia.

“Es de casi 1.000 años antes de Caral, sus construcciones son más pequeñas, porque también en esa época había menos gente. Si bien se trata de lugares que funcionaron como reunión, ceremonias, es bastante diferente en escala, Caral es mucho más extensa porque tenían más personas, mejores recursos, más desarrollo económico y una organización definida”, agregó Mauricio.

En la búsqueda de más respuestas, los investigadores continúan trabajando en la zona del Valle de Chao. Tras la pandemia del covid-19, que obligó a suspender las actividades, se retomaron este año. Con casi 10 años de investigación arqueológica, el proyecto cuenta con financiamiento que ayuda a los profesionales a seguir descubriendo nuevos restos en los diferentes puntos del Valle.

“Esperamos más adelante publicar un libro en idioma español, porque es importante la difusión a nivel local. La difusión nos ayuda a la conservación del sitio, preservar los restos arqueológicos que son patrimonio para nuestra nación”, finalizó diciendo.

ERA LA MÁS ANTIGUA
¿CARAL PIERDE SU PRIVILEGIO?

La Ciudad Sagrada de Caral-Supe o sólo Caral, es un sitio arqueológico donde se hallaron restos de la principal ciudad de la civilización homónima.

Ubicada en el valle de Supe, a 182km al norte de Lima, Perú, y a 350 mts. sobre el nivel del mar, hasta ahora era considerada la más antigua de América, con 5000 años, aunque esos privilegios, que le dio la semejante diversidad de edificios monumentales, con distintas funciones ceremoniales y administrativas, podrían ser superados ante los hallazgos del Valle de Chao.

Declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, la cultura caral se desarrolló entre 3000 y 1800 a. C. , siendo contemporánea de otras civilizaciones como las de Egipto, India, Sumeria y China, pero a diferencia de estas , Caral se desarrolló en completo aislamiento.