Por Daniel Beylis
suplesdomingo@cronica.com.ar

En 1997, en San Diego, Estados Unidos, 39 miembros de una secta de seguidores de OVNIs se envenenaron, convencidos de ser rescatados por extraterrestres. Heaven’s Gate, o Puerta del Cielo, en la traducción del inglés, fue una secta fundada en la década de 1970 en los Estados Unidos por Bonnie Nettles (quien se hacía llamar Ti) y Marshall Applewhite (a quien apodaban Do) que conjugaba creencias cristianas con pensamientos que rozaban la ciencia ficción, además de citar que mantenían contactos con seres extraterrestres, de quienes afirmaban los iban a rescatar, tras ser perseguidos por diferentes gobiernos estadounidenses, y que con el tiempo tomaron drásticas decisiones.

En las afueras de San Diego, el 26 de marzo de 1997, decidieron realizar un proceso a otro estado superior, para así poder subirse a un OVNI que por entonces “viajaba” detrás del cometa Hale-Bopp. Adujeron entonces que no se trataba de un suicidio en masa, pero lo fehaciente es que, según ellos se “descarnaron” (o se despojaron del cuerpo) pero en realidad fueron encontrados acostados sin vida en literas, con un paño púrpura sobre ellos a modo de sudario.

Todos llevaban pantalones negros idénticos y zapatillas Nike. 39 hombres y mujeres de entre 26 y 72 años consumieron una mezcla de fenobarbital, compota de manzana y vodka.

Luego colocaron bolsas de plástico sobre sus cabezas para acelerar el proceso. Lo increíble es que el sitio web aún en la actualidad existe, es mantenido en actividad por dos de quienes fueron parte de la secta, y lo más llamativo es que insisten en que no fue un megasuicidio, sino un “paso” que dieron a un estado superior.

Actitudes extrañas

Desde la misma conformación del grupo, casi tres décadas antes, mostraron actitudes extrañas. Applewhite, y su pareja Nettles decidieron contactarse con extraterrestres y buscaron seguidores que pensaran como ellos. Publicaron avisos de reuniones, donde reclutaban discípulos, a los que llamaban “tripulantes”, ya que a sí mismos se autodenominaban como representantes de seres de otros planetas.

Marshall se hacía llamar “instructor de laboratorio y su pareja era su asistente. Inicialmente llamaron al grupo Anonymous Sexaholics Celibate Church (en español, «Iglesia célibe para erotómanos anónimos”), pero pronto se hizo conocida como Human Individual Metamorphosis (traducido, La metamorfosis individual humana).

Applewhite creía en la teoría de los antiguos astronautas, que sugiere que los extraterrestres visitaron a la humanidad en el pasado, que depositaron a los humanos en la Tierra y que regresarán para recoger a unos pocos selectos, aunque en todo momento buscaban reclutar seguidores. La evolución y selección del grupo se mantuvieron en ascenso, aun cuando manejaban órdenes cambiantes y contradictorias.

ASCENDER: CUESTIONES DE NIVELES

Applewhite creía que una vez que alcanzaran el Siguiente Nivel, facilitarían la evolución en otros planetas. Hacía hincapié en que Jesucristo, que según él era un extraterrestre, vino a la Tierra, fue asesinado y volvió de la muerte con otro cuerpo antes de transportarse a una nave espacial..

Y como creía que los humanos tenían la oportunidad de alcanzar el Siguiente Nivel cada dos milenios, y la primera oportunidad que se presentaría para llegar al Reino de los Cielos desde los tiempos de Jesucristo sería a principios de los años noventa. Poco tiempo después renombró la organización con el nombre final, Heaven’s Gate y la secta se recluyó en una zona rural de Nuevo México, donde construyeron un complejo habitacional.