Antonio Gasalla

Gasalla interpreta a una empleada pública grotesca, que se convirtió en referente del área.

El empleo público, otra vez en la mira