Hugo Rosatti

Rosenkrantz se transforma en el primer ministro del máximo tribunal de origen judío.

Rosenkrantz asume como presidente de la Corte Suprema